Un equipo “antiterrorista” de monjes para proteger templo budista

SHANGHAI, China (EFE).- El templo budista de Lingyin, uno de los más famosos y visitados del este de China, ha organizado un equipo de defensa armado, formado por monjes y guardias de seguridad, con la intención de anular posibles ataques terroristas, informa hoy el diario oficial “China Daily”.

El lugar de culto situado en la turística ciudad de Hangzhou (a 170 kilómetros de Shanghái) ha creado un grupo formado por 20 monjes budistas y 25 guardias de seguridad para defenderse de posibles amenazas violentas.

Los monjes se dedicarán a rezar durante el día y se entrenarán durante la noche, aunque sólo los que tengan entre 20 y 40 años.

La decisión de crear un equipo de defensa “antiterrorista” se tomó tras el ataque indiscriminado que varias personas armadas con cuchillos perpetraron el pasado 1 de marzo en la estación de tren de la ciudad de Kunming, que causó 29 muertos y 143 heridos.

El templo de Lingyin recibe la visita de unos 10,000 turistas al día, por lo que los monjes decidieron organizar un equipo especial de seguridad, que sea capaz de reaccionar ante cualquier posible ataque.

Los monjes han almacenado escudos y porras en varios puntos estratégicos del recinto, situado en una zona montañosa en las afueras de la ciudad, mientras que los guardias de seguridad estarán permanentemente armados también con porras y aerosoles cegadores.

El templo de Lingyin (o del “Escondite de los Espíritus”, en mandarín), ubicado entre dos montañas al noroeste de Hangzhou, fue construido en el año 326 y es uno de los principales atractivos de la ciudad, especialmente popular para el turismo interno chino por su historia y las esculturas excavadas en unas grutas cercanas.

Dentro del budismo chino ha habido tradicionalmente templos cuyos monjes se han dedicado al desarrollo y la práctica de artes marciales, como el famoso monasterio de Shaolin (del “Bosque Joven”), en la provincia de Henan, considerado cuna del “kung fu”, una de las artes marciales orientales más conocidas en occidente.




Volver arriba