Termina reunión de familias separadas por la guerra de Corea

Aspecto de la reunión de familias separadas por la guerra en Corea del Norte.- (AP)

TOKIO (Notimex).- Un grupo de familias separadas por la guerra de Corea (1950-1953), que fue autorizado para reunirse en el centro turístico del Monte Kumgang, terminó este sábado tres días de emotivos encuentros.

Este primer grupo de familias de surcoreanos y norcoreanos separados durante más de seis décadas se despidió en lo que fue la primera ronda, debido a que mañana domingo otro conglomerado se encontrará en el mismo lugar.

Un total de 80 ancianos surcoreanos, acompañados por miembros de sus respectivas familias, que sumaron otras 50 personas, se despidieron de sus parientes norcoreanos, cerca de 180.

La selección de los 180 participantes norcoreanos está condicionada por la categoría a la que pertenece, y por la lealtad demostrada con el régimen del líder Kim Jong-un y los antecedentes familiares.

Inicialmente había 82 ancianos surcoreanos, pero dos tuvieron que regresar un el día anterior debido a problemas de salud.

Con estrictas normas de seguridad, las familias están obligadas a dormir en habitaciones separadas y conversar solo sobre temas familiares.

El régimen de Pyongyang impuso normas detalladas en las que se prohíbe tocar temas políticos, explicar estilos de vida en ambos países o hacer entrega de dinero en efectivo

Al final de este viaje de tres días, el primer lote de las familias habría pasado un total de 10 horas con sus parientes de Corea del Norte.

Algunos tomaron fotos, intercambian fotos antiguas y anotaron la dirección de sus familiares, a pesar de que el intercambio directo de cartas o llamadas telefónicas están prohibidas por la frontera.

La mayoría en Corea del Sur tiene ahora entre 80 y 90 años, por lo que esta reunión podría ser la última vez que las familias separadas tengan contacto.

Más de 129 mil surcoreanos solicitaron participar en las reuniones temporales con sus familiares de Corea del Norte desde 1988, según datos del gobierno de Seúl. De ellos, más 57 mil 700 personas, un 44.7 por ciento de los solicitantes, han fallecido.

La confianza sigue siendo frágil en la península, separada por la frontera más fortificada del mundo, la Zona Desmilitarizada, y sacudida por las pruebas nucleares de Corea del Norte del año pasado.

El domingo, unas 360 personas de Corea del Sur cruzarán la frontera para participar en otra ronda de reuniones con sus familiares norcoreanos, durante tres días en el mismo complejo vacacional.

Corea del Sur ha calificado estas reuniones familiares como un primer paso hacia la mejoría de las relaciones intercoreanas.

En un gesto de buena voluntad hacia el Norte, Corea del Sur aprobó que dos grupos privados de Seúl enviasen al Norte ayuda valorada en 1.06 billones de wones (988 mil dólares), consistente en medicinas contra la tuberculosis y leche en polvo.




Volver arriba