TEPCO no volverá a encender los reactores 5 y 6 de Fukushima

Imagen del accidente en la planta nuclear de Fukushima

TOKIO (EFE).- TEPCO, la operadora de la accidentada central nuclear de Fukushima, anunció hoy oficialmente que dará de baja de manera permanente los reactores 5 y 6 de la planta, los dos únicos que no resultaron afectados por el tsunami.

La propietaria de la central explicó que utilizará las instalaciones de estos dos reactores como lugar de prueba en el complicado proceso desmantelamiento de los otro cuatro reactores gravemente dañados por el accidente de marzo de 2011.

El apagón permanente quedará confirmado a finales del próximo enero, después de que Tokyo Electric Power (TEPCO) haya informado al Ministerio de Comercio e Industria y que las autoridades de localidades más cercanas a la planta, Futaba y Okuma fueran consultadas la semana pasada, según informó la cadena pública NHK.

“Lamento mucho de que hayamos perdido la confianza de la habitantes de la zona. A partir de ahora se utilizará las instalaciones de los dos reactores para ayudar en las labores de desmantelamiento del resto de reactores”, dijo el presidente de TEPCO, Naomi Hirose, en declaraciones recogidas por NHK.

En septiembre, el primer ministro nipón, Shinzo Abe, visitó la central y pidió a TEPCO formalmente que desmantelara lo antes posibles los dos reactores que no resultaron afectados.

La petición y visita del primer ministro se produjo después de que este verano se pusiera de manifiesto que Fukushima filtra a diario unas 300 toneladas de líquido radiactivo al océano Pacífico debido a la acumulación de agua contaminada en los edificios de los reactores.

Con el desmantelamiento de los reactores 5 y 6 de Fukushima, Japón contará con un total de 48 reactores nucleares, seis menos de los que disponía antes del desastre del 11 de marzo de 2011, que causó la peor crisis atómica desde Chernonil en 1986.

Tras el desastre de Fukushima y debido a los temores entorno a la seguridad de las centrales nucleares, Japón decidió en mayo del año pasado dejar el suministro de este tipo de energía a cero por primera vez en 42 años.

Sin embargo, dos meses después, el 1 de julio, el Gobierno autorizó que la planta de Oi retomara sus operaciones para evitar apagones graves en la región de Kansai, la segunda más poblada del país.

Ningún otro reactor se ha puesto en marcha desde entonces aunque el actual Gobierno conservador, que llegó al poder el pasado diciembre, defiende volver a apostar por la energía nuclear y se han aprobado nuevas normas de seguridad para la futura reactivación de las plantas.




Volver arriba