Sobrevivientes del Sewol declararán en el juicio

El capitán del ferri Sweol, Lee Joon-Seok, llega al segundo día del juicio por la responsabilidad en el hundimiento del barco, en Gwanju, Corea del Sur.- (EFE)

SEÚL (EFE).- Los adolescentes surcoreanos rescatados del trágico hundimiento del buque Sewol declararán en sesiones especiales en su localidad, en lugar de acudir al juzgado, por sufrir “secuelas”, reveló hoy un magistrado del Tribunal de Gwangju (suroeste).

Los más de 70 adolescentes que sobrevivieron son estudiantes de un instituto de bachillerato de Ansan, en la periferia de Seúl y a unos 400 kilómetros de Gwangju, por lo que el juez decidió hoy que declaren en su localidad entre el 28 y el 30 de julio.

El interrogatorio a los jóvenes se llevará a cabo en Ansan, ya que “son menores de edad, la mayoría viven en la localidad y es difícil para ellos viajar una larga distancia debido a las secuelas” del accidente, apuntó el juez Yim Jeongyeob según la agencia local Yonhap.

Hoy se celebró en Gwangju la tercera vista del juicio a la tripulación, en la que los fiscales y la defensa presentaron las primeras pruebas gráficas para esclarecer el papel del capitán y 14 subordinados en el accidente que ha costado la vida a 304 personas, entre ellas 250 estudiantes de 16 y 17 años.

En las anteriores dos sesiones del juicio a la tripulación todos los acusados, incluido el capitán, se declararon inocentes a excepción del primer ingeniero, que reconoció su culpabilidad.

El capitán y tres de los tripulantes están acusados de homicidio por negligencia grave, un cargo similar al de asesinato en primer grado en los códigos penales occidentales y que en Corea del Sur podría llegar a implicar la pena de muerte, aunque esta no se aplica en el país desde 1997.

Sobre los once miembros restantes de la tripulación pesa el cargo de conducta negligente con resultado de muerte y podrían enfrentarse a condenas de hasta cadena perpetua.

A todos ellos se les acusa de haber abandonado el barco sin atender a los pasajeros, lo que supondría una violación de las leyes relativas a la seguridad en el mar.

Mientras, en el lugar del naufragio al suroeste del país los buzos recuperaron hoy un cadáver del interior del Sewol, el primero en 16 días, y solo quedan 11 cuerpos sin vida desaparecidos de los 304 muertos en una de las mayores tragedias de la historia de Corea del Sur.




Volver arriba