Sentencian a muerte a magnate minero en China

El ex magnate minero chino Lui Han fue condenado a muerte

BEIJING, China (AP).- Un ex magnate minero chino fue sentenciado a muerte el viernes acusado de encabezar una organización delictiva que asesinaba a sus rivales, según la agencia noticiosa estatal, en un caso que ha expuesto los vínculos entre políticos y el crimen organizado.

Liu Han fue presidente del conglomerado energético Grupo Sichuan Hanlong, con oficinas en la provincia suroccidental de Sichuan. El grupo tiene participación en minas en Australia y Estados Unidos. Con la desaparición del hombre de negocios en marzo de 2013 se habían interrumpido temporalmente acuerdos de financiamiento para el desarrollo minero en Nevada y Australia, hasta que la policía anunció su detención.

Las sentencias de muerte impuestas a Liu Han y su hermano Liu Wei fueron las primeras dentro de los juicios relacionados con los 36 integrantes del grupo delictivo de ambos a cargo de un tribunal en la provincia de Hubei, en el centro de China, dijo la Agencia de Noticias Xinhua.

El presidente chino Xi Jinping ha emprendido una campaña anticorrupción que ha puesto nerviosos a políticos de alto rango y empresarios influyentes. Se cree que muchos de los casos en Sichuan están vinculados con Zhou Yongkang, ex miembro del Comité Permanente del Partido Comunista, el círculo interior de gobierno del país. Se cree que Zhou figura entre los objetivos de la pesquisa anticorrupción de gran alcance en el país.

Los hermanos Liu y sus cómplices están acusados de 15 delitos, entre estos homicidio, agresión, detención ilegal, chantaje y operación de casinos. Los fiscales dijeron que las actividades delictivas de ambos hermanos se remontan a 1993 y con éstas lograron amasar 40.000 millones de yuanes (6,400 millones de dólares) en activos en negocios en los sectores financiero, de la energía, bienes raíces y minería, de acuerdo con Xinhua.

El grupo delictivo está acusado de los homicidios de nueve personas, cinco de las cuales fueron asesinadas a tiros, según versiones previas. La policía decomisó granadas de mano, seis metralletas, 20 pistolas y otras armas de fuego. Liu Han figuraba en 2012 en el lugar 148 en la lista de Forbes de los empresarios más ricos de China con una fortuna calculada en 855 millones de dólares.

En 2010, este hombre de negocios había declarado a The Wall Street Journal que un inversionista le había baleado su coche porque había tenido pérdidas en un negocio.

El grupo está acusado de fomentar los vínculos con políticos en Sichuan que ayudaron a que Liu Han obtuviera el nombramiento de delegado del organismo asesor provincial durante tres periodos, según versiones previas de Xinhua.

Entre los acusados figuran tres funcionarios de la policía y de la fiscalía de la ciudad en Sichuan, dijo Xinhua. Según el testimonio de Liu Wei, los funcionarios recibían dinero y regalos, en tanto que asistían a fiestas semanales en las que estaban disponibles drogas ilícitas.

 




Volver arriba