Rescatan el cuerpo de otro “sherpa”

Labores contra el reloj por el difícil clima del Everest

KATMANDU, Nepal (AP).- Los equipos de búsqueda recuperaron ayer el décimo tercer cadáver de la nieve y el hielo que cubre un peligroso paso alpinista en el Monte Everest, donde una avalancha barrió con un grupo de guías “sherpa”, el peor desastre en el pico más alto del mundo.

Otros tres guías continúan desaparecidos y las cuadrillas trabajan con rapidez para encontrarlos antes de un posible deterioro del tiempo, dijo Maddhu Sunan Burlakoti, jefe del departamento de alpinismo del gobierno nepalí.

La avalancha ocurrió alrededor de las 6:30 de la mañana del viernes en un paso alpinista estrecho conocido como “el campo de palomitas de maíz” por sus trozos de hielo. Los 25 guías “sherpa”, como se conoce a los nativos, eran las primeras personas que ascendían en esta temporada a fin de cavar caminos y fijar cuerdas para que las utilicen sus clientes extranjeros en su intento por llegar a la cumbre más alta del mundo a partir de mayo.

Uno de los sobrevivientes dijo a sus familiares que el camino lucía inestable justo antes del alud de nieve a una altura de unos 5.800 metros. La zona es considerada especialmente peligrosa debido a su fuerte pendiente y profundas grietas que atraviesan la nieve y el hielo que cubren el paso. Tan pronto se produjo la avalancha, los rescatistas, guías y montañistas se apresuraron a ayudar, y otra escalada se suspendió. Siete de los 12 cadáveres recuperados el viernes ya fueron entregados a sus familias en la región del Everest, mientras que los otros cinco fueron llevados a Katmandú, la capital de Nepal. Cuatro sobrevivientes estaban conscientes y recibían atención en las unidades de cuidados intensivos de varios hospitales de Katmandú, con costillas rotas, miembros fracturados, pulmones perforados y abrasiones en la piel, informó el doctor C.R. Pandey, del Hospital Grande. Otros fueron atendidos por lesiones menos graves en el campamento base del Everest.

Las alpinistas guatemaltecas Andrea Cardona y Bárbara Padilla lamentaron la muerte de los sherpas, pero afirmaron que continuarán su travesía.

En sus cuentas de redes sociales, las deportistas, que no sufrieron ningún percance, señalan que están “muy tristes por las familias de tres de nuestros sherpas”.

Cardona escribió en su cuenta de Facebook que el resto del equipo se encuentra bien y agradeció las muestras de apoyo que han recibido.




Volver arriba