Reivindican “atentado”

Un grupo chino se responsabiliza de la caída de un avión

Un hombre en Pekín reza por sus familiares que viajaban en el avión desaparecido de Malaysian Airlines, del cual hasta ayer no se tenía noticia alguna, pese a los rumores del hallazgo de sus restos en el mar

HONG KONG (Notimex).- Un grupo chino desconocido autodenominado “Brigada de los Mártires Chinos” se atribuyó el desplome del avión de Malaysia Airlines, que desapareció desde el sábado con 239 personas a bordo.

En una declaración enviada por correo electrónico a varios medios informativos chinos, el grupo aseguró ser responsable de la caída del avión; sin embargo, la prensa en China puso en duda su credibilidad por considerar que puede ser una “broma”, dadas las circunstancias.

El vuelo MH370 de Malsysia Airlines desapareció la madrugada del sábado, casi una hora después de su despegue de Kuala Lumpur, capital de Malasia, en camino al Aeropuerto Internacional en Beijing, con 239 personas a bordo, y hasta ayer se desconocía su destino.En el comunicado, que comenzó a ser enviado desde la noche del domingo en formato PDF a periódicos chinos, la brigada dice que el ataque fue debido a la agresión que sufre la minoría Uiguer de China y a la persecución territorial y religiosa que han padecido, de acuerdo con la edición digital del diario The Nation. “Tú matas a uno de nuestro clan, nosotros mataremos a 100 para hacerte pagar”, subrayó el grupo en su inédita declaración, que la vinculó con el ataque con cuchillos de la semana pasada en el servicio de tren de la ciudad de Kunming, capital de la provincia de Yunnan.Los medios de comunicación chinos expresan su escepticismo sobre la declaración y consideran que es probable que sea una “broma” de oportunistas que buscan inflamar las tensiones étnicas tras una serie de ataques de separatistas en la región Uigur de Xinjiang, noroeste chino. Además de que también ponen en duda su vinculación con el apuñalamiento masivo en Kunming, que dejó al menos 33 muertos y más de 140 heridos, ya que el grupo no dio detalles de la forma en que supuestamente habría derribado el avión. Sin embargo, las autoridades malayas reiteraron ayer que no descartaba cualquier posibilidad en la desaparición del avión, incluido el hecho de que haya sido blanco de un acto terrorista, después de que se descubrió que dos de los pasajeros llevaban pasaportes falsos. El jefe de la policía de Malasia, Khalid Abu Bakar, dijo a los periodistas que si bien los investigadores policiales “no descartan la posibilidad” de un actos de terrorismo, no consideran que ésta sea la causa más probable de la desaparición de la aeronave. “Estamos investigando todos los ángulos, pero debo repetir que la atención se centra en la búsqueda” del aparato, subrayó. Al menos 40 barcos y 22 aviones de China, Estados Unidos, Vietnam, Malasia, Filipinas y Singapur continuaron ayer sus operaciones de búsqueda en una amplia zona de la costa oeste malaya, ante el riesgo de que el avión se haya caído, pero también se habla de un posible secuestro. El análisis de la trayectoria del avión indica que el piloto trató de regresar a Malasia, sin dar aviso, lo que supondría que el piloto fue obligado a cambiar de ruta, aunque tampoco no hay información que puedan comprobar dicha hipótesis.

También se informó que un ciudadano iraní bajo el nombre de Kazem Alí compró los pasajes de los dos pasajeros del vuelo 370 de Malaysia Airlines que viajaban con pasaportes robados.

Según fuentes de la policía tailandesa, Alí explicó que reservó los pasajes para dos amigos que deseaban regresar a Europa.

Los boletos fueron pagados con dinero en efectivo, aunque no está claro quién se hizo cargo de abonar finalmente el precio del pasaje, si fue el propio Alí o un intermediario.Las autoridades malasias, con ayuda del Buró Federal de Investigación de EE.UU. (FBI), están revisando las imágenes de cámaras de seguridad del pasaje para aclarar la identidad de los dos pasajeros que llevaban los documentos de viaje robados.Hasta el momento, en la lista de pasajeros aparecen el nombre del italiano Luigi Maraldi, de 37 años, y el austríaco Christian Kozel, de 30. Ambos habían sufrido la sustracción de sus pasaportes en Tailandia y no estaban a bordo del avión.Los pasajes de estos dos hombres tenían como origen Kuala Lumpur (Malasia) hasta Amsterdam (Holanda), con una escala en Pekín. Posteriormente, Maraldi tenía como destino final Copenhague (Dinamarca) y Kozel Fráncfort (Alemania).Las autoridades malasias de aviación civil han revisado las imágenes de seguridad del aeropuerto y han detallado que las dos personas que volaron bajo esas identidades no tenían apariencia asiática y podrían ser de raza negra.Los agentes del FBI desplazados a Kuala Lumpur están revisando también las imágenes de los dos pasajeros para confirmar su identidad.Hasta el momento, los investigadores indican que los pasaportes en sí no prueban que la desaparición en pleno vuelo del Boeing 777-200 con 239 personas a bordo se deba a un atentado terrorista.

Por su parte, el Pentágono ha ordenado al destructor USS Kidd sumarse a las labores de búsqueda del avión de Malaysia Airlines desaparecido. Esta nave se suma al USS Pickney, ambos de la avanzada clase Arleigh Burke, y a un avión de vigilancia marítima estadounidense que está barriendo la zonaen el estrecho de Malaca.

Hasta el momento el equipo estadounidense, que se coordina con los enviados por Vietnam, China, Singapur y Malasia, no ha conseguido dar con rastros del avión, pese a peinar con sonares el lecho marino en el Golfo de Tailandia.Los dos destructores de la Séptima Flota están asistidos por un navío de abastecimiento y transportan dos helicópteros Sikorsky Seahawk, que realizan labores de búsqueda por la noche con cámaras de infrarrojos.El avanzado P-3 Orion está peinando desde el aire otra zona adicional en el estrecho de Malaca, ante la posibilidad de que el Boeing 777-200, con 239 personas a bordo, hubiera salido de su ruta con rumbo suroeste.”No sabemos qué ha pasado, no tenemos indicaciones sobre cuáles han sido las causas”, aseguró hoy el portavoz del Pentágono Steve Warren.La frustración parece apoderarse de los equipos de búsqueda. En el caso estadounidense, que revisa el lecho marítimo siguiendo una ruta en zigzag, este domingo detectaron restos en el fondo del mar que consideraron que no corresponden con el vuelo MH 370.El coronel no quiso dar detalles desde Washington sobre si los satélites de vigilancia global con sensores de infrarrojos detectaron o no señales que pudieran deberse a la explosión en pleno vuelo de la aeronave de Malaysia Airlines.El diario The New York Times informó este domingo, citando fuentes gubernamentales, que no se han detectado indicios de explosión en la zona en el momento de tránsito del avión.

Avión | Malaysia Airlines

Aún no se sabe el paradero del avión que desapareció desde el pasado sábado.

Continúa la búsqueda

Al menos 40 barcos y 22 aviones de China, EE.UU., Vietnam, Malasia, Filipinas y Singapur continuaron la búsqueda ante el riesgo de que el avión se haya caído o de un posible secuestro.

Trayectoria del avión

El análisis de la trayectoria del avión indica que el piloto trató de regresar a Malasia, sin dar aviso, lo que supondría que el piloto fue obligado a cambiar de ruta, aunque no hay pruebas de lo anterior.

Etiquetas:, , ,