Protestas en Tailandia dejan al menos 22 muertos

Manifestantes antigubernamentales participan en una protesta para pedir a los funcionarios del Ministerio de Ciencia y Tecnología que se unan a la huelga, en Bangkok, Tailandia.- (EFE)

BANGKOK  (EFE).- El número de muertos en las protestas antigubernamentales en Tailandia ascendió hoy a 22, tras el fallecimiento de dos policías heridos en un choque con manifestantes la semana pasada.

Se trata del tercer agente fallecido en el enfrentamiento entre las fuerzas de seguridad y los manifestantes el pasado martes, en el que también murieron cuatro manifestantes por disparos, informaron los medios locales.

Una niña de 6 años también sucumbió esta madrugada en el hospital a las heridas que le provocaron el día anterior los explosivos lanzados contra una concentración de manifestantes en el área comercial de Bangkok.

Se trata de la hermana mayor de otro niño que pereció en el ataque, que asimismo se cobró la vida de una mujer y causó 22 heridos, algunos de ellos de gravedad, según el diario “The Nation”.

La primera ministra interina de Tailandia, Yingluck Shinawatra, expresó su condena contra los ataques a campamentos antigubernamentales.

“Me gustaría condenar el uso de la violencia que ha causado muertes y heridos en Trat (este de Tailandia) y especialmente en Ratchaprasong (Bangkok) por la muerte de niños. Es muy triste”, escribió Yingluck en su perfil de Facebook en el que pidió a las autoridades la pronta detención de los atacantes.

La noche del sábado una niña de 5 años murió y 35 personas fueron heridas en un campamento antigubernamental en la provincia de Trat, a unos 300 kilómetros al este de Bangkok, en el ataque de un grupo no identificado con armas y explosivos.

Los atacantes lanzaron al menos tres granadas desde un vehículo contra un puesto callejero de comida que se encontraba cerca del escenario donde uno de los líderes de las protestas pronunciaba un discurso en el mercado de Yingcharoen, en el distrito de Khao Saming, en una de las provincias del este del país.

Tras el lanzamiento de los explosivos, los agresores abrieron fuego con fusiles M16 contra el establecimiento y el escenario.

Ya son 22 las personas que han perdido la vida, en su mayoría manifestantes, y más de 750 las que han resultado heridas desde que comenzaron las manifestaciones el pasado octubre.

Los antigubernamentales exigen la caída del Gobierno para crear un consejo no electo que aborde una reforma del sistema político, que consideran corrupto y al servicio de los intereses del ex primer ministro Thaksin Shinawatra, hermano de Yingluck.

Tailandia arrastra una grave crisis desde el golpe militar incruento que depuso a Thaksin en septiembre de 2006. Desde entonces, sus detractores y partidarios recurren a movilizaciones populares para derribar al Gobierno de turno.




Volver arriba