Protestas en Kiev y Bangkok

Protestas en Kiev y Bangkok

Varios heridos en Tailandia por "una o más" granadas

Manifestantes ayudan a una mujer herida por el estallamiento de granada al paso de una marcha en Bangkok, Tailandia. Al menos 28 personas resultaron heridas en el quinto día de bloqueos

BANGKOK/KIEV (AP y EFE).- Decenas de personas resultaron heridas ayer en la capital de Tailandia cuando estalló “una o más granadas” en una marcha de opositores al gobierno en Bangkok, en un acontecimiento ominoso que eleva las tensiones en la crisis política del país.

El canal de televisión Bluesky, que hace un seguimiento ininterrumpido de las protestas, mostró imágenes de varios manifestantes ensangrentados cuando eran desalojados en camionetas a los hospitales.

Uno o dos asaltantes lanzaron al menos una granada contra los manifestantes desde un edifico abandonado de una calle por donde pasaba la comitiva, que estaba encabezada por el líder de las protestas, Suthep Thaugsuban, quien salió ileso.

El artefacto estalló al lado de un vehículo aparcado en el que impactó parte de la metralla. Armados con palos, decenas de manifestantes irrumpieron en el edificio rompiendo puertas y ventanas en busca de los responsables del lanzamiento de la granada, aunque nadie fue detenido.

En el interior del inmueble se descubrió una habitación vacía con diverso armamento, incluidos rifles de asalto, un documento con ataques planificados y ropa policial que el Ejército custodia y exhibió en la calle adyacente al edificio.

Tailandia ha sido azotada por disturbios constantes desde que las fuerzas militares derrocaron al ex primer ministro Thaksin Shinawatra en 2006 entre acusaciones de corrupción y falta de respeto a la monarquía. La crisis se agudizó de nuevo a finales del año pasado luego de un fallido intento del partido de gobierno de aprobar un proyecto de ley de amnistía que habría permitido que Thaksin regresara del exilio. Los manifestantes, que exigen la renuncia de la primera ministra y hermana de Thaksin, tomaron esta semana el control de siete carreteras estratégicas y pasos a desnivel en Bangkok, bloqueándolos con bolsas de arena, neumáticos y barricadas. Las protestas, que buscan además impedir las elecciones del 2 de febrero convocadas por Yingluck en un intento de calmar la crisis, han sido pacíficas. Pero se han reportado agresiones algunas noches, incluyendo tiroteos contra sitios de protesta y explosivos menores lanzados contra las viviendas de líderes opositores. No estaba claro quién era responsable de los ataques. Una violencia prolongada, incluso en pequeña escala, aumenta el riesgo de un golpe militar, algo que beneficiaría al movimiento de protesta. El ejército tailandés ha protagonizado una decena de golpes de estado desde el fin de la monarquía absoluta en 1932. Desde el inicio de la nueva ola de protestas en noviembre. Al menos ocho personas han muerto y más de 480 han resultado heridas.Desde uno de los siete lugares de protesta en Bangkok, Suthep acusó al gobierno de ser responsable por el ataque con la granada.

“Nadie más haría esto. Ellos lo pensaron, lo planearon y lo ejecutaron’”.

Por su parte, la jefa del Ejecutivo insistió en que la única forma de hacerla dimitir es a través de las urnas y que otras salidas a la crisis inconstitucionales, como un consejo no electo o un golpe militar, no solucionarán nada.”Estoy aquí por mi deber como primera ministra en funciones hasta que el nuevo Gobierno sea elegido. No puedo simplemente dimitir. Usar el voto en unas elecciones es el mejor camino”, declaró Yingluck, según el diario “The Nation”.

Pugna en Ucrania

La tensión también creció en Kiev, la capital de Ucrania, poco después de que el Legislativo ucraniano aprobara nuevas leyes sobre derecho de reunión y libertad de expresión que, según la oposición, van dirigidas a acabar con las protestas contra el gobierno del país.

Poco después de la aprobación de las leyes, el Departamento de Estado de EE.UU. expresó su preocupación por una supuesta amenaza de la libertad de expresión en la antigua república soviética.

A esas advertencias se sumó la jefa de la diplomacia europea, Catherine Ashton, quien pidió al líder ucraniano, Víktor Yanukovich, que modifique esas normas porque son “antidemocráticas”.

El gobierno alemán demandó también a Ucrania que revoque las leyes recién aprobadas por el Parlamento y que, en su opinión, atentan contra la libertad de expresión y entorpecen las relaciones de Kiev con la UE.

Y el máximo responsable del Parlamento Europeo, Martin Schulz, pidió a Yanukovich que no ratifique las nuevas leyes y que “garantice que todo cambio legal es compatible con los compromisos internacionales” del país.

Schulz expresó su “profunda preocupación” por esas normas que, de ser refrendadas, “harían retroceder a Ucrania a su pasado autoritario soviético”.

Ucrania calificó de injerencia en sus asuntos internos las críticas de dirigentes occidentales a las leyes aprobadas ayer en el Parlamento ucraniano.”El ministro de Exteriores ucraniano, (Leonid) Kozhara, expresó su inquietud (…) por los comentarios de altos cargos de varios Estados y organizaciones internacionales acerca del funcionamiento de la Rada Suprema (legislativo), lo que consideramos como una injerencia en nuestros asuntos internos”, dijo la Cancillería en un comunicado.El ministro así lo expresó en una reunión mantenida con el embajador estadounidense en Ucrania, Geoffrey Pyatt, y el representante de la UE en Kiev, Jan Tombinski.Entre otras normas, el Parlamento aprobó -con los votos de los diputados oficialistas y con la tribuna bloqueada por los opositores- un paquete de leyes sobre calumnia y censura en Internet, que fue calificado por estos últimos como un intento de coartar las libertades en el país.También fueron aprobados los presupuestos para este año, pese a que la oposición bloqueaba por tercer día consecutivo la tribuna.El vicepresidente de la Rada, Ígor Kaletnik, había anunciado que los presupuestos serían aprobados sin debate parlamentario debido a la actitud de los tres partidos opositores con representación en la cámara.Estos tres partidos lideran las protestas populares que se desarrollan en Kiev y otros lugares de Ucrania desde hace dos meses para pedir la firma de un acuerdo de Asociación con la Unión Europea y la celebración de elecciones anticipadas.

Tailandia | No cede

La jefa de Estado tailandesa, Yingluck Shinawatra, reiteró que no abandonará su cargo.

Su salida, por las urnas

Insistió en que la única forma de hacerla dimitir es a través de las urnas y que otras salidas a la crisis inconstitucionales, como un consejo no electo o un golpe militar, no solucionarán nada.

El voto, el mejor camino

“Estoy aquí por mi deber como primera ministra en funciones hasta que el nuevo gobierno sea elegido. No puedo simplemente dimitir. Usar el voto en unas elecciones es el mejor camino”

Acatará resultados

En reunión con medios extranjeros ayer en Bangkok, la primera ministra dijo que acatará los resultados de las elecciones del 2 de febrero.




Volver arriba