Primer ministro decide renunciar

El hundimiento de un ferry, una carga demasiado grande

SEÚL, Corea del Sur (EFE).- El primer ministro, Chung Hong-won, presentó ayer su renuncia debido a las críticas recibidos por su actuación después de la tragedia del naufragio del ferry “Sewol”, que dejó más de 300 muertos o desaparecidos.

“Debo asumir las responsabilidades y dimitir”, afirmó en rueda de prensa cuando se cumplen 11 días del accidente que conmocionó al país, según recoge la agencia Yonhap.

La dimisión fue aceptada por la presidenta del país, Park Geun-hye.

En breve intervención ante los medios, Chung dijo que mantener su puesto “sería una carga demasiado grande por la administración”.

La gestión del accidente por parte de las autoridades generó duras críticas de los familiares de las víctimas y de la sociedad surcoreana.

El balance provisional de fallecidos asciende a 187, mientras que 115 permanecen desaparecidos, ya que sólo 174 lograron salvarse.

También ayer un fiscal informó que las 15 personas involucradas en la navegación del ferry ya se encuentran bajo custodia policíaca pues las autoridades arrestaron a cuatro más.

Acusación

Yang Jung-jin, del equipo investigador, señaló que dos timoneles y dos integrantes de personal de dirección fueron detenidos con órdenes preliminares de arresto emitidas anteanoche.

Otros 11 tripulantes, entre ellos el capitán, fueron arrestados formalmente hace unos días. Todos están acusados de negligencia y de no auxiliar a los pasajeros.

El capitán en un principio dijo a los pasajeros que permanecieran en sus camarotes y tardó media hora en emitir una orden de desalojo, pero para entonces el barco estaba demasiado inclinado y las personas no pudieron ponerse a salvo. El transbordador zozobró pocas horas después y sólo 174 personas sobrevivieron, incluyendo 22 de 29 integrantes de la tripulación. Diez días después del hundimiento se han podido recuperar 187 cadáveres.Los otros siete tripulantes que sobrevivieron y no han sido arrestados tenían puestos no relacionados con la navegación, como cocineros o camareros, dijo Yang.La televisión surcoreana transmitió el vídeo de la policía escoltando a cuatro hombres a la Corte. Los cuatro se cubrieron el rostro con gorras de béisbol y al menos uno iba cojeando.El capitán Lee Joon-seok dijo a los reporteros después de su arresto que retrasó la orden de evacuación porque los rescatistas tardarían en llegar y temió por la seguridad de los pasajeros en las aguas frías. Los demás tripulantes también han justificado sus acciones.Oh Yong-seok, uno de los timoneles arrestados ayer, dijo que él y varios integrantes de la tripulación hicieron su mejor esfuerzo para salvar a las personas. Agregó que estando en una lancha, él y otros cuatro tripulantes rompieron ventanas del barco y ayudaron a seis pasajeros que estaban atrapados en cabinas.Las autoridades a cargo del esfuerzo de búsqueda dijeron ayer que los buzos llegaron a dos enormes habitaciones donde se cree que podría haber muchas víctimas, pero el rescate se suspendió debido al mal clima. Las corrientes eran fuertes desde el sábado por la mañana, igual que en los primeros días después de la tragedia, cuando los buzos intentaron en vano entrar al ferry sumergido.

Rescate | Panorama

Las malas condiciones del clima dificultan las labores del rescate en el “Sewol”.

Cifras

El número de muertos confirmados asciende a 187 mientras otras 115 personas siguen desaparecidas.

Estrategia

Entre la población causó polémica el retraso en el uso de una cámara de aire submarina en el rescate, que permite estar más tiempo bajo el agua.




Volver arriba