Nuevos rastros centran las búsqueda del avión en el océano Índico

Nuevos rastros centran las búsqueda del avión en el océano Índico

El sargento Mateo Falanga a bordo de un avión Ap-3C Orion se prepara para lanzar una boya con GPS para la búsqueda del avión MH370 de Malaysia Airlines.- (AP)

KUALA LUMPUR (EFE).- Los nuevos objetos hallados hoy en el océano Índico por un satélite chino que podrían pertenecer al avión desaparecido hace dos semanas y la negación de rastro por parte de los países del corredor norte, centran la búsqueda de la aeronave en el vector sur.

“El embajador chino en Malasia recibió unas imágenes de satélite de objetos flotando en el corredor sur. Ellos han mandando barcos para verificar”, declaró en rueda de prensa el ministro malasio de Transporte, Hishammuddin Hussein.

Se estima que uno de los objetos mida unos 22.5 metros de largo por 13 de ancho, según el comunicado final ya que durante la rueda de prensa se ofrecieron diferentes dimensiones, y podría formar parte del fuselaje del vuelo MH370 desaparecido con 239 personas a bordo el pasado 8 de marzo.

El Gobierno de Pekín aportará más detalles en las próximas horas, aseguró Hishammuddin.

Estos nuevos rastros concuerdan con la publicación este jueves por parte del Gobierno de Australia de unas fotografías de satélite que muestran dos objetos, uno de ellos de 24 metros de largo, a unos 2,500 kilómetros al suroeste de la ciudad australiana de Perth.

Durante la jornada de este sábado, seis aviones, coordinados por la Autoridad Australiana de Seguridad Marítima (AMSA), han rastreado sin éxito una extensión que se amplió hasta los 36,000 kilómetros cuadrados para localizar los objetos.

“Es una zona muy remota, pero tenemos la intención de continuar la búsqueda hasta que estemos absolutamente convencidos de que seguir sea inútil. Pero ese día no está a la vista”, apuntó el viceprimer ministro de Australia, Warren Truss, tras asegurar a los medios que las labores proseguirán de manera “indefinida”.

No obstante, Truss advirtió de que los objetos pueden que no formen parte del avión y sea, por ejemplo, “un montón de basura” o “contenedores” caídos de un barco.

La llegada del ciclón Gillian a la zona podría complicar en los siguiente días el operativo internacional en el sur del Índico en el que hasta el momento participan seis aviones de Australia, Estados Unidos y Nueva Zelanda, una fragata australiana y dos barcos mercantes.

“Se esperan fuertes vientos y gruesa marejada” señaló el ministro malasio.

Está previsto que mañana se unan a la búsqueda efectivos de China y Japón, mientras el HMS Echo de la Marina Real del Reino Unido con potentes sensores para la búsqueda subacuática se desplaza en estos momento hasta la vasta región.

“Las condiciones generales del corredor sur son todo un reto. La profundidad del océano (en esa zona) varía entre los 1.150 y 7.000 kilómetros de profundidad”, remarcó Hishammuddin.

Por otra parte, Birmania, China, India, Kazajistán, Kirguistán, Laos y Pakistan, informaron verbalmente a las autoridades malasias que sus radares no captaron señal del vuelo MH370.

El ministro malasio también indicó que el análisis de las conversaciones entre el avión desaparecido y el Control Aéreo de Malasia había transcurrido con normalidad antes de la desaparición.

El avión Boeing 777-200 de Malaysia Airlines rumbo a Pekín desapareció del radar unos 40 minutos después de despegar de Kuala Lumpur el pasado 8 de marzo con 239 personas a bordo y desde entonces no se sabe nada de él, ni se han encontrado restos.

Lo que sí se conoce es que el avión cambió de rumbo y llegó al Estrecho de Malaca, pero nada más con certeza a partir de ahí.

Sus ocupantes eran 153 chinos, 50 malasios (12 forman la tripulación), siete indonesios, seis australianos, cinco indios, cuatro franceses, tres estadounidenses, dos neozelandeses, dos ucranianos, dos canadienses, un ruso, un holandés, un taiwanés y dos iraníes que embarcaron con pasaportes robados a un italiano y un austríaco.

“Mientras haya esperanza, continuaremos con la búsqueda”, sentenció el portavoz del Gobierno de Malasia en este incidente.

Etiquetas:,