“Neoguri” llega a la isla nipona de Kyushu convertido en tormenta tropical

TOKIO  (EFE).- El tifón “Neoguri”, ya rebajado a tormenta tropical, tocó hoy tierra en la isla japonesa de Kyushu (suroeste), donde las autoridades han evacuado a unas 30.000 personas y han alertado a la población por las fuertes lluvias y el riesgo de corrimientos de tierra.

“Neoguri”, el octavo tifón de la temporada en el Pacífico, tocó tierra en el entorno de la localidad de Akune, en la prefectura de Kagoshima, sobre las 7.00 hora local (22.00 GMT del miércoles), informó la Agencia Meteorológica de Japón.

La prefectura de Kagoshima ha evacuado a unas 28.500 personas a causa de las fuertes lluvias, y mantiene la recomendación de refugiarse en instalaciones municipales a otras 945.000 ante el riesgo de inundaciones y corrimientos de tierra, un fenómeno que sucede con frecuencia en esta región.

La vecina prefectura de Miyazaki, en la costa oriental de Kyushu, ha evacuado hasta el momento a 1.400 personas por idéntico motivo.

Aunque fue rebajado a tormenta tropical a última hora de ayer, “Neoguri” aún arrastra fuertes vientos y copiosas precipitaciones.

A las 9.00 hora local (0.00 GMT) el frente se encontraba sobre la costa de Miyazaki y se desplazaba al de Marzo en dirección este a una velocidad de 30 kilómetros por hora con rachas máximas de viento de 90 kilómetros por hora.

Tanto en Kyushu, como en la vecina isla de Shikoku y en la franja occidental de la de Honshu, la mayor de Japón, la Agencia Meteorológica mantiene la alerta roja por precipitaciones, y prevé hasta 80 milímetros de lluvia por hora.

El organismo espera que “Neoguri” se debilite según se vaya desplazando hacia el noreste, y que previsiblemente afecte a la franja oriental de Honshu, incluida la región de Tokio, donde se prevé que llegue a primera hora del viernes.

A su paso por Kyushu y las islas de Okinawa, en el Mar de China Oriental, “Neoguri” ha dejado al menos 2 muertos y más de 40 heridos, además de haber inundado cientos de casas, al tiempo que unos 6.000 hogares del archipiélago continúan sin luz. EFE




Volver arriba