Negligencia gubernamental contribuyó a naufragio del ferry surcoreano

 

TOKIO (Notimex).- La negligencia gubernamental y la corrupción contribuyeron al naufragio del ferry surcoreano, que dejó más de 300 muertos en abril pasado, informó hoy la Junta de Auditoría, que determinó emprender acciones legales contra 11 funcionarios.

De acuerdo con los resultados preliminares de su investigación, la auditoria dijo que la laxitud de las regulaciones y los controles gubernamentales, el fallo en el control de desastres y la corrupción de algunos funcionarios contribuyeron decisivamente al accidente.

El ferry Sewol, de seis mil 825 toneladas y con 476 personas a bordo, se hundió el pasado 16 de abril en aguas cercanas a la isla de Jindo, cuando viajaba desde el puerto de Incheon, en el oeste de Corea del Sur, hacia la isla de Jeju, en el sur del país.

El auditor surcoreano, que investiga el accidente de la embarcación, remitió a la Fiscalía informes con los indicios de corrupción de 11 funcionarios del gobierno, informó la agencia surcoreana de noticias Yonhap.

Además, analiza tomar acciones legales contra otros 40 trabajadores públicos que podrían haber tenido alguna responsabilidad en el naufragio.

Según los resultados de la investigación, la administración del puerto de Incheon otorgó de forma irregular la licencia de navegación del ferry, mientras el organismo gubernamental encargado de garantizar la seguridad de los buques no practicó los controles adecuados.

Por su parte, la Asociación de Transporte Marítimo de Corea del Sur, que se encarga de garantizar una navegación segura, no detectó que el buque estaba sobrecargado ni que las mercancías no se encontraban adecuadamente ancladas en su interior antes de que zarpara.

La Junta de Auditoría e Inspección también acusó a la Guardia Costera de no mantener una comunicación adecuada con el Sewol y de emitir órdenes de rescate erróneas, lo que habría llevado a perder un tiempo crucial para rescatar a los pasajeros.

Durante las operaciones de socorro, sólo 172 personas de las 476 que iban a bordo fueron rescatadas con vida, mientras los cuerpos de 293 fueron recuperados y 11 permanecen hasta ahora desaparecidos.

Las conclusiones provisionales publicadas este martes son las primeras de la investigación centrada en la responsabilidad de las instituciones del gobierno sobre el accidente del ferry.

De manera paralela se está celebrando en la ciudad de Gwangju, suroeste del país, el juicio contra el capitán y 14 miembros de la tripulación, quienes son acusados de huir del barco y abandonar a su suerte a los pasajeros.

11 tripulantes podrían enfrentarse a cadena perpetua, mientras que el capitán y otros tres imputados podrían ser condenados a muerte, aunque la pena capital no se aplica en Corea del Sur desde 1997.

 




Volver arriba