Misterio de 16 niños concebidos por encargo

Misterio de 16 niños concebidos por encargo

BANGKOK (AP).- Cuando la joven mujer tailandesa vio un aviso en el que se buscaban madres por encargo, pensó que podía hacer el negocio de su vida: recibiría 10,000 dólares por concebir un bebé para una familia extranjera que no podía tener hijos.

Wassana, quien residió toda su vida en barrios pobres, pensó que en nueve meses podría saldar todas las deudas de su familia. No hizo muchas preguntas.

En realidad, no había pareja alguna. Solo un joven japonés llamado Mitsutoki Shigeta, a quien vio dos veces y con quien jamás cambió palabra alguna. El mismo individuo, supuestamente el hijo de un multimillonario japonés, tuvo hijos por encargo con otras diez mujeres en Tailandia, según las autoridades, y habría invertido más de medio millón de dólares para tener 16 niños por razones que todavía no están claras.

El misterio en torno a Shigeta causó conmoción en Tailandia y es el eje de un creciente escándalo en torno a la concepción de bebés por encargo. Se trata de una industria orientada a los extranjeros de la que se habla muy poco y que depende en buena medida del engaño y de lagunas legales. El gobierno militar tailandés promete combatirla.

La historia de Wassana, que la muchacha relató a la Associated Press a condición de que no se usase su nombre completo para evitarle humillaciones a su familia y a su hijo, quien hoy tiene ocho años, ofrece pistas de un rompecabezas extraordinariamente complejo que plantea dos interrogantes básicos: ¿quién es Shigeta y por qué tuvo tantos hijos por encargo?

Shigeta está siendo investigado por tráfico humano y explotación de menores, pero la policía tailandesa dice que no ha encontrado pruebas de ninguno de esos delitos. El joven, quien tiene 24 años, dijo a través de su abogado que simplemente quería tener una familia grande.

No se lo ha acusado de delito alguno y está tratando de recuperar la custodia de 12 de los menores, que en estos momentos están en manos de los servicios de protección del menor de Tailandia. No se conoce su paradero. Se fue de Bangkok luego de que la policía allanase su condominio el 5 de agosto y descubriese nueve bebés que eran atendidos por nueve niñeras. La policía dice que análisis de ADN revelan que son todos hijos suyos.

Un elemento clave de esta historia son las mujeres a las que Shigeta les pagó para que concibiesen sus hijos. Wassana, cuyo relato fue corroborado por la policía, fue la primera.- JOCELYN GECKER y THANYARAT DOKSONE




Volver arriba