Medio millar de detenidos tras masiva marcha por la libertad

La policía de Hong Kong detiene, de manera pacífica, a varios manifestantes tras las protestas anuales anti gobierno en Hong Kong, China.- (EFE)

HONG KONG (EFE).- Medio millar de personas fueron detenidas hoy en Hong Kong tras participar en una sentada nocturna a favor del sufragio universal y de una mayor libertad democrática en la excolonia, un día después de una histórica manifestación que con esas mismas reivindicaciones movilizó a más de 500,000 hongkoneses.

Los arrestados formaban parte de un grupo de participantes en esa manifestación, convocada en el 17 aniversario del retorno de Hong Kong a la soberanía china, que decidieron concluir la marcha con una sentada en el distrito central de la ciudad, a las puertas de la oficina del jefe de Gobierno de Hong Kong.

La policía permitió la celebración de la marcha, como cada 1 de julio, pero consideró ilegal la sentada y de madrugada comenzó a detener a los participantes, lo que no impidió que algunos de ellos permanecieran en la zona hasta primera hora de la mañana.

En total fueron detenidos 351 hombres y 160 mujeres, entre los que hay parlamentarios locales, como el legislador del Partido Demócrata y reconocido abogado de derechos humanos Albert Ho, quien defendió al extécnico de la CIA Edward Snowden durante su estancia en Hong Kong.

Hacia las 08.00 horas locales (0.00 GMT), los principales líderes de las protestas aún presentes dieron por finalizada la sentada en tanto se iba reanudando el tráfico en la zona afectada, el principal distrito financiero de la ciudad.

Los manifestantes detenidos están acusados de reunión ilegal y obstrucción a los agentes, según señalaron fuentes policiales.

Joshua Wong, miembro del grupo activista estudiantil Scholarism, uno de los organizadores de las protestas, pidió a los manifestantes no arrestados que limpiaran las calles una vez finalizada la protesta y se dirigieran a dependencias policiales para pedir la liberación de los detenidos.

La sentada se produjo después de que cientos de miles de personas marcharan el martes por las calles de Hong Kong a favor de mayores libertades democráticas, en una de las mayores manifestaciones registradas en la ciudad en la última década.

Los activistas democráticos, creadores del movimiento “Ocupar el Distrito Central Con Amor y Paz” (OCPL, por sus siglas en inglés), organizaron además en los días pasados un referéndum no oficial en el que 800.000 ciudadanos, el 25 por cien del electorado, pidió el sufragio universal para elegir al jefe ejecutivo de Hong Kong.

Quien actualmente ocupa este cargo, CY Leung, dijo ayer, en un acto de conmemoración del retorno del territorio a China, que su Gobierno está tratando de forjar un consenso sobre la reforma política.

Por su parte, en China la ola de protestas en Hong Kong intentó hoy ser minimizada por la prensa oficial, donde se prestó escaso espacio a la manifestación del martes.

Los periódicos Diario del Pueblo y Global Times, portavoces del Partido Comunista de China (PCCh), publicaron artículos de opinión que criticaban a los organizadores.

“El Gobierno central no debe hacer concesiones a los manifestantes prodemocracia”, apuntaba un artículo del Diario del Pueblo, que abogó por un Hong Kong “dirigido por patriotas”.

“El patriotismo es un sentimiento natural y solo es cuestión de tiempo que el mando de la ciudad esté en manos de un patriota”, destacó.

Las reivindicaciones públicas contra el control del Gobierno comunista se intensificaron después de que el pasado 10 de junio Pekín hiciera público el llamado “Libro Blanco de Hong Kong”, un documento que afirmaba que la autonomía de la excolonia debía estar supervisada por Pekín.

“Algunos han entendido mal, o han malinterpretado deliberadamente el Libro Blanco”, publicó el Diario del Pueblo al respecto.

El Global Times también criticó las demandas de los manifestantes, que “son cada vez más diversos, ya que incluyen también disidentes procedentes de la parte continental e incluso partidarios de los derechos de los homosexuales”.




Volver arriba