Malasia pide cambios en seguridad aérea para evitar más tragedias como MH370

 

BANGKOK (EFE).- El primer ministro de Malasia, Najib Razak, pidió hoy mejoras en la seguridad de los aviones comerciales, como un sistema de rastreo en tiempo real, para evitar más siniestros como el del Boeing 777 del vuelo MH370 de Malaysian Airlines.

“En la era de los teléfonos inteligentes e internet en el teléfono, el rastreo en tiempo real de los aviones comerciales es algo que debería existir”, señaló el primer ministro en un artículo de opinión publicado en el diario “Wall Street Journal”.

Najib señaló que lo “más increíble” de la tragedia es que un avión del tamaño del Boeing 777 desapareciera, por lo que instó a la Organización Internacional de Aviación Civil a tomar las medidas para dificultar que se repitan sucesos cómo este y facilitar la búsqueda si llegan a ocurrir.

En el artículo, recomendó que los pilotos o cualquiera en el vuelo no pueda desconectar el transpondedor, equipo que va en la cabina del avión y responde automáticamente a los radares civiles del centro de control con datos como el código de vuelo o la altura a la que se encuentra.

Lo mismo sugirió para el sistema de comunicación ACARS, que envía mensajes tipo SMS al centro de mantenimiento o al fabricante informando sobre el estado del aparato.

Alguien desconectó el transpondedor y el ACARS del vuelo MH370 antes de que se desviara de su ruta Kuala Lumpur-Pekín y se perdiera en el océano Índico el pasado 8 de marzo con 239 personas a bordo.

Tras más de dos meses de búsqueda, los barcos y aviones de varios países, incluidos Estados Unidos, Japón y Australia, aún no han encontrado ningún rastro del aparato.

El primer ministro malasio reconoció que al principio su Gobierno cometió errores en las labores de comunicación, aunque agregó que Malasia recibirá en el futuro el “crédito” por haber conseguido superar las “susceptibilidades” militares y políticas de los 26 países que llegaron a involucrarse en la búsqueda del avión.

Najib calificó algo “sin precedentes” tanto el misterio de la desaparición, así como la cooperación internacional y la tecnología que permitió sugerir la situación del avión con análisis pioneros de datos de los satélites.

Según el primer ministro, las cajas negras también tienen importantes limitaciones, ya que la batería sólo dura hasta 30 días y la grabación en cabina se reduce a las dos últimas horas.

El avión malasio estuvo ocho horas a la deriva sobre el Índico, por lo que las dos últimas horas no serían suficientes para explicar el misterio de su desaparición.

“Nadie previó esto, nadie sabe por qué ocurrió y nadie sabe precisamente dónde se encuentra. Eso, esencialmente, es la historia del vuelo MH370, al menos hasta ahora”, escribió el jefe del Gobierno malasio.




Volver arriba