Los opositores planean más protestas contra el golpe militar en Tailandia

BANGKOK (EFE).— Los opositores al golpe del Estado en Tailandia planean hoy nuevas protestas contra la junta militar en Bangkok, en desafío a la prohibición de asambleas y la presencia de soldados armados en las calles.

Los activistas celebrarán una concentración pacífica en el distrito de Ratchaprasong, donde se concentran numerosos centros comerciales, hoteles y tiendas de lujo en la capital, para exigir que les devuelvan la democracia, informó a Efe uno de los organizadores.

Ayer, cientos de opositores al régimen militar formado tras la asonada del pasado jueves marcharon en el Monumento de la Victoria en Bangkok, donde abuchearon e hicieron retroceder a varios soldados.

Los militares, armados con fusiles de asalto, retuvieron a dos manifestantes, pero uno fue liberado por la muchedumbre en un forcejeo y otro fue puesto en libertad ese mismo día, en medio de gritos de júbilo e insultos a los uniformados.

En una operación en el noreste el país, el Ejército arrestó a una veintena de activistas de los llamados “camisas rojas”, seguidores del Gobierno depuesto, a los que incautó armas y acusó de planear atentados terroristas.

Los militares mantienen retenidos a decenas de académicos críticos y exlíderes políticos, incluida la ex primera ministra Yingluck Shinawatra, a los que según la ley marcial puede tener retenidos hasta siete días sin cargos.

El Consejo Nacional para la Paz y el Orden, nombre oficial de la junta militar, ha derogado la Constitución y creado un nuevo Gobierno, formado por generales, que pretende realizar reformas políticas y económicas sin que de momento haya puesto un plazo para devolver el poder a un Gobierno civil.

Según el jefe del Ejército y autoproclamado primer ministro, Prayuth Chan-ocha, el golpe del Estado busca evitar una escalada de violencia entre los manifestantes pro y antigubernamentales que estaban concentrados en distintos lugares de la ciudad.

La asonada, bienvenida por algunos sectores antigubernamentales y conservadores, ha sido criticada por gran parte de la comunidad internacional, incluido Estados Unidos, que ha cancelado sus ejercicios militares con Tailandia.

Tailandia padece una profunda crisis política desde el golpe de Estado de 2006 contra Thaksin Shinawatra, hermano de Yingcluck y quien vive en el exilio para evitar una condena de dos años de cárcel por corrupción.




Volver arriba