Interpol insiste en la verificación de pasaportes

PARÍS, Francia.  (AP) _ La Interpol tenía conocimiento de los pasaportes robados que dos pasajeros utilizaron para abordar el avión de Malaysia Airlines que desapareció cuando se dirigía a China, pero ninguna autoridad verificó la base de datos de documentos robados de esa entidad policial, informó el domingo la Interpol, lo que abre un enorme boquete en la cooperación global contra una de las amenazas más reconocidas a la seguridad en el mundo.

      Se desconoce si los pasaportes robados tuvieron algo que ver con la desaparición el sábado de un Boeing 777 que se dirigía con 239 personas a bordo de Kuala Lumpur, Malasia, a Beijing, China.

      Sin embargo, este tipo de descuidos no es nuevo y el caso apunta a una amenaza a la seguridad poco conocida. Por su parte, la Interpol expresó confianza en que las autoridades nacionales “aprendan de esta tragedia”.

      En 2013 más de mil millones de pasajeros abordan vuelos sin que les verificaran el pasaporte para comprobar que no figuraban entre los 40 millones de documentos de viaje robados o perdidos que figuran en la base de datos de la Interpol.

      La Interpol ha advertido durante años sobre el problema y apenas el mes pasado lamentó que “sólo un grupo reducido de países” usa la base de datos, que contiene la información de 167 países.

      Por ejemplo, el año pasado se hicieron más de 800 millones de consultas a la base de datos, pero una de cada ocho se hizo en los Emiratos Árabes Unidos.

      El domingo, el secretario general de la Interpol, Ronald Noble, dijo en un comunicado que su organización se ha preguntado desde hace mucho tiempo por qué los países “deben esperar a que ocurra una tragedia para poner en marcha medidas de seguridad prudentes en sus fronteras”.

      “Ahora tenemos un caso en que el mundo conjetura si eran terroristas los portadores de los pasaportes robados, al tiempo que la Interpol se pregunta por qué solo un grupo reducido de países se preocupa de garantizar que los portadores de pasaportes robados no suban a ningún avión para un vuelo internacional”, agregó.

      Noble, que describió los pasaportes fraudulentos como una de las mayores amenazas de seguridad del mundo, expresó confianza en que “los gobiernos y las aerolíneas aprendan de la tragedia que resultó de la desaparición del vuelo MH 370”.

      Los robos que se denunciaron de los dos pasaportes utilizados _uno del austriaco Christian Kozel en 2012 y el otro del italiano Luigi Maraldi en 2013_ estaban incluidos en la base de datos de la Interpol después que se los sustrajeron en Tailandia, dijo la policía.

      La Interpol agregó que sus agentes e investigadores nacionales examinaban otros pasaportes sospechosos y trabajan para determinar las verdaderas identidades de quienes usaron los pasaportes robados para subir al avión de Malaysia Airlines.

      En noviembre, en otra conversación sobre el tema, Noble dijo que la identidad de cuatro de cada 10 pasajeros internacionales no se verifica en la base de datos de la Interpol, que en 2012 generó más de 60.000 alertas.

      Algunos países han considerado la amenaza con más seriedad que otros. En 2006, las autoridades de Estados Unidos consultaron unas 2.000 veces la base de datos de la Interpol. Sin embargo tres años después lo hicieron 78 millones de veces.

      La Interpol, a la que pertenecen 190 países, dijo que el aumento del transporte internacional crea un nuevo mercado para el robo de identidad y los pasaportes falsos han encontrado un nuevo mercado entre mucha gente: inmigrantes no autorizados, terroristas, traficantes de drogas, casi cualquiera que pretenda viajar desapercibido.- (Por JAMEY KEATEN)

Etiquetas:, , ,