Gobierno de la India intentará legalizar de nuevo las relaciones homosexuales

NUEVA DELHI (EFE).- El Gobierno de la India afirmó hoy que estudia “todas las opciones posibles”, incluido un decreto presidencial, que permitan revocar la decisión del Tribunal Supremo indio para que vuelvan a ser legales las relaciones homosexuales.

“El gobierno dispone de varias alternativas, por lo que estamos considerando todas las opciones posibles, pero el tiempo es clave y debemos tomar una decisión rápida y firme”, aseguró el ministro indio de Justicia, Kapil Sibal, según recoge el canal local NDTV.

Sibal mostró su oposición al artículo 377 del Código Penal que penaliza las relaciones homosexuales consentidas entre adultos por “afectar a millones de personas” y considerarla “arcaico”, al datar de la época victoriana, cuando la India formaba parte del Imperio Británico.

El Tribunal Superior de Nueva Delhi anuló en 2009 dicho artículo por considerarlo discriminatorio, pero ayer el máximo organismo judicial indio anunció que esa sentencia que legalizó la homosexualidad era “constitucionalmente insostenible”.

Otros destacados miembros del Gobierno indio mostraron su desacuerdo con la decisión del Tribunal Supremo, como el ministro de Finanzas, P. Chidambaram, que remarcó la posibilidad de un decreto presidencial para volver a legalizar las relaciones homosexuales.

La presidenta del gubernamental partido del Congreso, Sonia Gandhi, también aseguró que el Parlamento indio “estudiará el asunto y ratificará la garantía constitucional que poseen todos los ciudadanos a vivir en libertad”.

Por su parte, el heredero de la dinastía Gandhi, Rahul, también expuso la necesidad de garantizar la “libertad personal” de todos los ciudadanos.

El máximo organismo judicial instó ayer al Parlamento a cambiar o eliminar el artículo 377, ya que -aseguró- mientras este exista los tribunales no pueden legalizar este tipo de relaciones sexuales.

“La Legislatura debe estudiar la conveniencia de eliminar el artículo 377 del Código Penal indio”, remarcó el Supremo.

La ley castiga hasta con diez años de prisión las relaciones sexuales consentidas entre homosexuales.

La respuesta de los activistas por el revés judicial no se hizo esperar.

“Estamos muy decepcionados y tomaremos medidas. Esto supone un gran paso atrás”, afirmó ayer Anand Grover, abogado de la Fundación Naz, una ONG que llevó la ilegalidad de la homosexualidad a los tribunales.




Volver arriba