Filipinas detiene a marineros chinos por captura de tortugas

MANILA, Filipinas (EFE).- Las autoridades filipinas presentaron hoy cargos contra 9 de los 11 marineros chinos detenidos la semana pasada por capturar tortugas marinas en una zona en del Mar de China Meridional en disputa entre Manila y Pekín, lo que volvió a tensar las relaciones bilaterales.

Los pescadores fueron imputados por caza furtiva tras haber sido descubiertos en su embarcación más de 550 ejemplares de tortuga marina, una especie protegida, informó el Ministerio de Justicia filipino.

Dos de ellos se libraron de la imputación después de que se confirmara en una revisión médica que son menores de edad, según informó en un comunicado el Ministerio de Asuntos Exteriores.

El arresto se practicó el pasado martes a unos 111 kilómetros de la costa occidental filipina cerca del banco de arena de la Media Luna (Hasa-Hasa), que forma parte de las Islas Spratly, un territorio que se disputan, entre otros, China y Filipinas.

La Policía filipina especificó el pasado miércoles que junto a los 11 marineros chinos, que se encontraban a bordo de la nave Qiongqionghai 09063, detuvieron a un barco filipino que llevaba en su interior 40 tortugas marinas.

Tras la detención, China exigió a Filipinas que liberara a los detenidos y reclamó “explicaciones racionales” sobre lo sucedido en el Mar de China Meridional.

La portavoz del Ministerio de Asuntos Exteriores chino Hua Chunying indicó que tienen derechos “indiscutibles” de soberanía sobre las Spratly (que ellos denominan Nansha), incluido el Banco de la Media Luna, un caladero habitual de pesca para los buques chinos.

Brunei, China, Filipinas, Malasia, Taiwán y Vietnam reclaman total o parcialmente la propiedad de las Spratly, una región rica en recursos marinos y energéticos.

Manila se encuentra en plena disputa territorial con Pekín por varias islas en el Mar del Sur de China, entre ellas el archipiélago de las Spratly, en la que se han producido numerosos incidentes entre pescadores y fuerzas navales de los dos países.

El enfrentamiento bilateral se intensificó cuando Filipinas presentó el 30 de marzo pasado una petición ante el Tribunal Internacional del Derecho del Mar para que arbitrase, un proceso del que China se niega a formar parte.

La Asociación de Naciones del Sudeste Asiático (ASEAN) llamó este fin de semana a la contención y el diálogo en los conflictos soberanistas con China en la región, pero evitó presentar un frente común contra Pekín tal como proponían Filipinas y Vietnam.




Volver arriba