Estudio advierte de que fuerte sismo causaría miles de muertos en Tokio

TOKIO (EFE).- El Gobierno de Japón anunció hoy que revisará su plan de acción en caso de emergencias, al publicar un estudio según el cual 23,000 personas morirían si se produjera un fuerte terremoto de 7.3 grados de magnitud en la escala de Richter en la zona metropolitana de Tokio.

Estas cifras doblarían las 11,000 víctimas que en 2005 estimó el mismo panel de expertos, el Consejo Central de Prevención de Desastres, que en esta ocasión ha analizado los daños que podrían causar los posibles incendios en las residencias de madera que abundan en Tokio.

En el plano económico, el posible terremoto tendría un impacto que rondaría los 95.3 billones de yenes (668 mil millones de euros), mientras que el servicio de trenes, esencial para el funcionamiento de la capital nipona, quedaría suspendido cerca de un mes.

Muchos expertos consideran que la probabilidad de que ocurra un terremoto de magnitud 7 en los próximos 30 años en la región metropolitana de Tokio es de un 70 por ciento.

Por ello, el Gobierno anunció que planea revisar en marzo del año que viene su plan de actuación en caso de emergencias.

De esta manera, la administración nipona espera estar más preparada para actuar de una manera más eficiente en caso de que ocurriera un desastre natural de dicho calibre en la capital.

Los expertos creen que la administración nipona sería capaz de seguir desarrollando sus funciones principales en caso de seísmo.

Sin embargo la competitividad internacional de las empresas niponas se vería afectada debido a problemas en la cadena de suministros y en el sistema de distribución eléctrica.

Por otro lado, si se produjera un terremoto de magnitud 8 en la Bahía de Sagami (Prefectura de Kanagawa) que afectara tanto a la capital como a las regiones colindantes el número de víctimas podría ascender hasta las 70,000.

El daño económico estimado por los expertos sería de 47.4 billones de yenes (333 mil millones de euros) en reparaciones de edificios e infraestructuras.




Volver arriba