El tifón Neoguri amenaza con devastar el sur de Japón

1 / 2


Una vivienda destruida por los fuertes vientos causados por el paso del tifón Neoguri en Uruma, en la isla de Okinawa, Japón, hoy, miércoles 9 de julio de 2014.- (EFE/Hitoshi Maeshiro)
Las enormes olas golpean la costa por el paso del tifón "Neoguri" en la playa Haeundae, en la ciudad de Busan, Corea del Sur, hoy, miércoles 9 de julio de 2014.- (EFE/Yna)


TOKIO, Japón.  (NOTIMEX).- Uno de los más grandes y fuertes tifones de la presente temporada en Japón podría golpear el suroeste de la isla principal de Kyushu mañana jueves después de que la poderosa tormenta azotó las islas de Okinawa, con un saldo de dos muertos.

La Agencia Meteorológica de Japón advirtió este miércoles que a pesar de haber perdido la fuerza, el tifón Neoguri, el octavo del año, podría pegar con fuerza las islas Kyushu, la tercera isla más grande del archipiélago japonés.

Neoguri considerado “súper tifón” ha alcanzado vientos sostenidos de hasta 162 kilómetros por hora y llegará este jueves a Kyushu, en el sur de Japón, y se desplazará hacia el este a la isla Honsu con vientos aproximados de 126 kilómetros por hora.

Las autoridades locales han previsto precipitaciones de hasta 300 milímetros en Kyushu y Shikoku, y 180 milímetros en Okinawa y la región de Amami.

La agencia meteorológica volvió a publicar un aviso de emergencia ante las fuertes lluvias sobre Okinawa, que obligó al desalojó de más de 200 mil personas de sus hogares.

El fenómeno meteorológico, que se desplaza por el mar Oriental de China, dejó sin electricidad a unos 60 mil hogares en las islas a lo largo de su trayectoria.

La localidad de Yomitan Village en la isla principal de Okinawa registró una cifra sin precedentes de 96.5 milímetros de lluvia por hora en la mañana de este miércoles, reportó el canal de noticias NHK.

Los gobiernos locales de la isla han recibido decenas de informes de severas inundaciones y deslizamientos de tierra.

“Dada la situación, todavía hay potencial para un daño grave” en Kyushu, señaló un funcionario de la Agencia Meteorológica de Japón en una conferencia de prensa.

Alrededor de 30 personas resultaron heridas, principalmente por caídas, pero ninguna de las lesiones ponía en peligro su vida. Imágenes de televisión mostraron un edificio derrumbado en las calles de Okinawa.

El organismo pronosticó que partes de la región de Shikoku, en el sureste de Japón, podrían recibir el equivalente a tres meses de su precipitación normal en sólo dos días, mientras la tormenta pasa, si permanece en su trayectoria actual.

Cada verano y otoño, las fuertes tormentas se forman en el Pacífico occidental, a menudo causando daños en los países del este asiático como Filipinas, China y Japón.

Etiquetas:, ,