El número de norcoreanos que llegó a Corea del Sur subió ligeramente en 2013

 

SEÚL (EFE).- Un total de 1.516 refugiados norcoreanos lograron llegar a Corea del Sur en 2013, una cifra ligeramente superior a la de 2012 pero baja en comparación a las de años precedentes, informó hoy el Ministerio de Unificación de Seúl.

El número de refugiados llegados el año pasado -del que aproximadamente el 70 por ciento son mujeres- supera a los 1.502 que arribaron al país en 2012, según los datos provisionales adelantados hoy por el Ministerio a la espera de que se publiquen los definitivos.

La cifra, no obstante, queda lejos de los 2.706 desertores del Norte que lograron alcanzar el Sur en 2011 o los 2.929 que lo hicieron en 2009, año en que se registró el mayor número de deserciones.

El abrupto descenso de los últimos dos años coincide con la llegada al poder del joven Kim Jong-un, que fue nombrado líder del Estado comunista tras fallecer su padre, el dictador Kim Jong-il, en diciembre de 2011.

Expertos interpretan que la caída en las deserciones bajo el mandato de Kim Jong-un responde a varios factores, como las aparentes mejoras en la economía de Corea del Norte, donde se producen hambrunas desde los años 90, o el refuerzo de los controles fronterizos del régimen para evitar las huidas.

Los norcoreanos que huyen del hambre o la represión política en su país para instalarse en la más próspera Corea del Sur han de recorrer un largo camino que comienza en China, generalmente cruzando el río Amnok (río Yalu en chino) al noroeste de Corea del Norte.

En China los refugiados han de recorrer miles de kilómetros sin ser capturados por la policía hasta alcanzar un tercer país -generalmente Tailandia o Laos- donde piden asilo en la embajada surcoreana, que tramita su viaje a Seúl.

Corea del Sur acoge a todos los refugiados del Norte, a los que da la ciudadanía surcoreana y diversas ayudas económicas, sociales y formativas para su integración en la sociedad.

No obstante, muchos de ellos fracasan a la hora de adaptarse a la vida y la sociedad del país vecino debido a las grandes diferencias entre el régimen comunista del Norte y el fuertemente competitivo sistema capitalista del Sur, donde además los norcoreanos sufren diversos tipos de discriminación social.




Volver arriba