El líder norcoreano dirigió los últimos ensayos de misiles, según Pyongyang

 

SEÚL (EFE).- El líder norcoreano, Kim Jong-un, guió los ensayos de misiles teledirigidos y proyectiles que el régimen comunista realizó la semana pasada, informó hoy la agencia estatal KCNA, a escasos días de que el presidente chino, Xi Jinping, visite Corea del Sur.

El dirigente norcoreano “dio la orden de disparar cohetes tácticos, indicó la KCNA”, que aludió al reciente lanzamiento de “misiles de precisión teledirigidos y proyectiles” para “atacar objetivos individuales y colectivos del enemigo”.

El líder norcoreano, citado por la agencia estatal, expresó su satisfacción por el “éxito” de las pruebas de misiles, y afirmó que los proyectiles servirán para “frustrar los actos imprudentes de los imperialistas de EE.UU. y sus seguidores”, a los que acusa de llevar a cabo una “política hostil” hacia Corea del Norte.

El periódico “Rodong”, del Partido de los Trabajadores, por su parte, mostraba hoy en portada una fotografía de Kim Jong-un de espaldas observando el lanzamiento de un misil teledirigido a varios cientos de metros.

La madrugada del domingo Pyongyang disparó dos misiles de corto alcance en el de Marzo del Este (mar de Japón), que siguieron a un lanzamiento de tres proyectiles de corto alcance del jueves sobre las mismas aguas.

Además, la semana pasada el “líder supremo” guió el lanzamiento con éxito de un nuevo misil táctico teledirigido, según la agencia estatal.

Las nuevas exhibiciones de fuerza militar de Corea del Norte llegan a escasos días de que el presidente de China, Xi Jinping, llegue a Corea del Sur para un viaje de dos días, el jueves y viernes, en los que abordará con la presidenta surcoreana, Park Geun-hye, asuntos relacionados con el régimen comunista de Kim Jong-un, entre otros.

China es el principal aliado y valedor económico de Corea del Norte, aunque también es un importante socio comercial de Corea del Sur.

Ambas Coreas se encuentran técnicamente enfrentadas desde la Guerra de Corea (1950-53), que terminó con un armisticio nunca reemplazado hasta hoy por un tratado de paz definitivo, mientras E.EUU. mantiene a día de hoy 28.500 tropas en el Sur para defender a su aliado.




Volver arriba