El Foro de resolución de disputas asiático y la OCS firman un acuerdo

 

SHANGHÁI (EFE).- La Conferencia para las Medidas de Interacción y Construcción de la Confianza en Asia (CICA), el foro para la cooperación y la resolución de disputas entre países asiáticos que inicia hoy en Shanghái su cuarta cumbre, firmó hoy un acuerdo con la Organización de Cooperación de Shanghái (OCS).

El memorando de entendimiento entre la CICA y la OCS, una alianza de carácter militar y de seguridad con ambiciones de cooperación económica, formado por Rusia y China junto a cuatro países de Asia Central (Kazajistán, Tayikistán, Kirguizistán y Uzbekistán), fue firmado hoy por responsables de ambas organizaciones.

En declaraciones a periodistas y preguntado por Efe, el actual director ejecutivo de la CICA (hasta mañana), el turco Çinar Aldemir, declinó anticipar si el papel de la OCS en el trabajo de la CICA será de liderazgo, en materia de seguridad y defensa en Asia, pero aclaró que eso es lo que se va a definir desde ahora.

“Por supuesto, tenemos intereses en común con la OCS, y ahora a partir de este memorando de entendimiento vamos a ver cómo desarrollamos esta relación, en muchos campos, en los que vamos a hacer una cooperación concreta”, declaró Aldemir.

“Hoy sólo hemos firmado el documento, y veremos su implementación bajo el liderazgo de la República Popular China”, que inicia mañana su primera presidencia de turno de la CICA hasta 2016, tras las presidencias anteriores de Kazajistán (2002-2010) y Turquía (2010-2014).

“Durante la presidencia de China creo que las relaciones entre ambas organizaciones se desarrollarán, y vamos a tener más cooperación entre ellas”, zanjó, ya que el gigante asiático estará presidiendo a la vez ambas organizaciones al menos durante dos años.

“China es uno de los países más importantes del mundo, y dado que también es uno de los líderes de Asia, va a contribuir tanto en el campo de la seguridad como en las dimensiones económica, medioambiental y humana, en la lucha contra las amenazas y los desafíos en Asia” que afronta la CICA, se limitó a comentar.

Aldemir sí aclaró que, por supuesto, uno de los campos donde trabajarán estrechamente con la organización económica y de defensa, en la que Rusia y China tienen el mayor peso militar, es la lucha contra el terrorismo (uno de los tres desafíos, junto con el extremismo y el separatismo, que combate oficialmente la OCS).

De hecho, la OCS tiene en Tashkent (Uzbekistán) una Estructura Regional Antiterrorista permanente.

“El contraterrorismo es también una de las áreas (de trabajo) más importantes de la CICA, y una de nuestras medidas para la construcción de la confianza” entre países asiáticos, valoró.

De hecho, “durante la presidencia turca hemos organizado un congreso en contraterrorismo con expertos y altos responsables policiales” de los países de la CICA, recordó, del que salió un “plan de acción”, todavía no completado, para “una cooperación muy estrecha” con las Naciones Unidas en materia antiterrorista.

Con todo, recordó, “la CICA no es una organización que pueda combatir el terrorismo sobre el terreno, aunque en nuestro plan de acción desarrollamos un sistema para poder luchar contra esta muy importante amenaza para la paz, la seguridad y la estabilidad en Asia”.

De la misma manera, destacó que “en la CICA lamentablemente por el momento no tenemos ningún centro de prevención de conflictos” entre países asiáticos, aunque su creación es uno de sus objetivos, “de manera que las disputas bilaterales creo que no es posible por el momento que se resuelvan en el marco de la CICA”, reconoció.




Volver arriba