El déficit por cuenta corriente de Japón alcanzó en enero su máximo histórico

 

TOKIO (EFE).- La balanza por cuenta corriente de Japón dejó en enero un déficit de 1.589 millones de yenes (15,4 millones de dólares o 11,09 millones de euros), el máximo histórico para este mes, según informó hoy el Ministerio de Finanzas japonés.

La balanza de pagos, considerada uno de los indicadores comerciales más amplios de un país, cerró en negativo en enero por cuarto mes consecutivo, debido principalmente a que el aumento de la demanda de energía y la depreciación del yen dispararon los costes de las importaciones.

La balanza comercial de bienes arrojó un déficit de 2.345 millones de yenes (22,7 millones de dólares o 16,35 millones de euros).

Gracias a la debilidad de la moneda nacional, las exportaciones aumentaron un 16,7 por ciento con respecto a enero de 2013, hasta los 5.516,7 millones de yenes (53,5 millones de dólares o 38,53 millones de euros).

Las importaciones crecieron a un ritmo mayor, del 30,3 por ciento, hasta los 7.862 millones de yenes (76,2 millones de dólares o 54,88 millones de euros), a causa del incremento de la compra de crudo.

En enero, el yen cayó un 16,6 por ciento respecto al dólar estadounidense, hasta una tasa media de cambio de 103,94, mientras que bajó un 19,4 por ciento respecto al euro, a un valor de 141,50, según informó el Ministerio japonés.

La devaluación del yen se considera beneficiosa para las exportaciones, al abaratar los productos japoneses en el exterior y aumentar el valor en yenes de las ganancias logradas por las compañías niponas en otros países.

No obstante, un yen más débil también encarece las importaciones y agrava la dependencia energética de Japón, que compra a otros países el 90 % de la energía que consume.

Japón, un país que durante décadas ha sido exportador neto, ha visto revertida esta tendencia los últimos tiempos, debido a la mayor importación de recursos energéticos que ha supuesto la parada de sus plantas nucleares tras el accidente en Fukushima en 2011.

El déficit por cuenta corriente refleja los pagos e ingresos por intercambios con el exterior de bienes, servicios, rentas y transferencias.

En 2013, la balanza por cuenta corriente de Japón alcanzó un superávit de 3,3 billones de yenes (32.162 millones de dólares 0 23.880 millones de euros), lo supuso un mínimo histórico y el tercer año consecutivo de retroceso.



Volver arriba