Destituido por revelar que la junta de Tailandia ordenó bloquear Facebook

 

BANGKOK, Tailandia (EFE).- La compañía de telecomunicaciones noruega Telenor cesó a su vicepresidente en Asia, Tor Odland, después de que éste revelara que la junta militar de Tailandia ordenó a su filial tailandesa Dtac el bloqueo de Facebook, informó hoy la prensa local.

Más de 30 millones de cuentas de Facebook quedaron bloqueadas durante una hora en Tailandia el 28 de mayo, una semana después del golpe de Estado perpetrado por el Ejército, que negó tener nada que ver con el apagón que atribuyó a cuestiones técnicas.

Una semana más tarde Odland admitió al diario noruego “Aftonpost” que Dtac, el segundo operador de telefonía móvil en Tailandia, bloqueó el acceso a Facebook a sus clientes tras recibir una orden de la Comisión Nacional de Telecomunicaciones.

La Comisión respondió con un comunicado en el que acusó a Telenor de dañar la imagen pública del organismo al actuar de forma inadecuada “sin maneras” ni “etiqueta”, pero que no negó las revelaciones del directivo.

El regulador tailandés amenazó a la compañía con revisar las normas de propiedad para extranjeros en Dtac y con dejarla fuera del concurso público para obtener licencias de tecnología 4G que se hará en agosto.

Telenor reaccionó el domingo con un comunicado en el que pidió disculpas a la junta militar y a la Comisión por haber dañado su imagen y con el cese de Odland de su puesto en la oficina para Asia en Bangkok y su traslado a la central en Noruega, según el diario “Bangkok Post”.

Las redes sociales, incluidas Facebook y Twitter, fueron utilizadas por críticos y opositores al golpe de Estado para organizar protestas en Bangkok para reclamar el restablecimiento de la democracia en los días siguientes a la asonada del 22 de mayo.

El bloqueo de Facebook ocurrió después de que el Ejército pidiera a las compañías de redes sociales y a aplicaciones de mensajería móvil y chat, como Line, su colaboración para eliminar las cuentas de los usuarios que difundan “contenidos ilegales”.

La junta militar ha bloqueado centenares de portales de internet por “amenazar la seguridad nacional” y ha advertido que considerará como delito marcar “me gusta” en informaciones críticas con el golpe y el Ejército.

También baraja otras opciones para aumentar el control de los contenidos publicados en internet, entre ellos y según medios locales, la creación de un sistema por el que los usuarios deberán registrarse con un código de identificación cada vez que quieran conectarse a la red.




Volver arriba