China refuerza control para importación de lácteo

BEIJING, China (AP).- China reforzó los controles a la importación de fórmula láctea para alimentar bebés, medida que según un funcionario de la industria en Nueva Zelanda, podría provocar el bloqueo de algunos productos.

El anuncio coincide con un esfuerzo de Beijing de formar su propia industria de lácteos tras el escándalo de la leche contaminada en 2008 que causó la muerte de al menos seis bebés y provocó que muchos padres prefirieran la fórmula extranjera.

Sólo se permite importar los productos lácteos que están registrados ante el gobierno informó en su sitio de internet la Administración para la Supervisión de la Calidad, Inspección y Cuarentena.

Una lista difundida por el gobierno mostró que marcas foráneas están registradas; en ella se cuentran las unidades europeas de Laboratorios Abbot, Mead Johnson y el Grupo Nestle. Un grupo de la industria láctea en Nueva Zelanda dijo que sólo seis de los 13 proveedores del país registrados fueron aprobados.

El director de la Asociación de Exportadores de Fórmula láctea de Nueva Zelanda dijo que eso podría provocar el bloqueo de algunos cargamentos enviados a China.

“Perdimos mucho terreno esta mañana”, dijo Michael Barnett en una conferencia de prensa de acuerdo con el periódico Herald de Nueva Zelanda. La demanda de leche importada aumentó tras el escándalo de 2008 en el que se encontró que algunos suministros chinos contenían melanina, un componente químico que causa daños renales y otros males.

Algunos proveedores lo usaron para simular su contenido de proteínas. Proveedores de Nueva Zelanda, Australia, Europa y otros países despojaron a los chinos de la cuota de mercado con lo que hicieron retroceder los esfuerzos del gobierno comunista para crear una industria láctea local.

La marca que estuvo en el centro del escándalo, Sanlu, fue suspendida y se fijaron nuevos requisitos de calidad para la industria, sin embargo, eso no logró que se recuperara la confianza de los padres de familia chinos. Las marcas importadas tienen tan buena reputación que a los consumidores no les importa pagar hasta tres veces que por los productos locales.

En agosto autoridades regulatorias multaron a cinco proveedores de leche extranjeros y uno de Hong Kong por un total de 108 millones bajo la acusación de que habían violado la ley antimonopolios china al establecer un precio mínimo de venta al público en las tiendas.

En el esfuerzo más reciente por fortalecer a la industria local el gobierno de la ciudad de Beijing entregó 10,800 millones de yuanes (1,700 millones de dólares) a una poderosa empresa local, el grupo Sanyuan, para desarrollar “lácteos en polvo seguro y saludable”, informó el diario de la Juventud de Beijing.

La demanda por la fórmula láctea importada es tan grande que los contrabandistas traen productos de Hong Kong, Australia y otros sitios.- JOE McDONALD




Volver arriba