Bloquean las redes sociales

Son amenaza a la seguridad, dice el Ejército tailandés

Varios manifestantes protestan en Bangkok, Tailandia, contra el golpe de Estado. Los militares bloquearon ayer las redes sociales en el país

BANGKOK (EFE y Notimex).- Más de 30 millones de cuentas de Facebook fueron bloqueadas ayer en Tailandia, casi una semana después de que los militares dieran un golpe de Estado y aplicaran la censura a los medios de comunicación.

Los usuarios empezaron a tener problemas para conectarse con sus ordenadores y teléfonos móviles a la red social a partir de las 15 horas locales, según informó el diario “The Bangkok Post”.

Las redes sociales se habían convertido en los últimos bastiones de la libertad de expresión de los críticos, que también protagonizaron protestas de centenares de personas en Bangkok.

Hasta el momento, la junta militar ha bloqueado 219 portales de internet, al alegar que suponen una amenaza para la seguridad nacional.

El Ejército anunció que pedirá a las compañías de redes sociales como Facebook o Twitter, y a aplicaciones de mensajería móvil y chat, como Line, su colaboración para eliminar las cuentas de los usuarios que difundan “contenidos ilegales”.

El secretario permanente del ministerio de Información y Tecnología de Comunicación, Surachai Srisakam, indicó que se está elaborando un plan para que la vigilancia de internet sea más eficiente.

Aquellos personas que difundan “información ilegal” serán detenidas por las autoridades militares y afrontarán cargos con penas que las llevarían a prisión.

Asimismo, el ejército de Tailandia estableció un plan de ocho puntos para ejercer la nueva administración nacional y anunció que ha liberado a 124 personas, incluidos políticos y activistas, que fueron detenidos después del golpe de Estado.

El general tailandés Prayuth Chan-ocha, líder del Consejo Nacional para la Paz y el Orden, (NCPO), estableció ocho medidas para promover la unidad nacional mediante un programa de reformas políticas y administrativas, informó ayer la autoridad militar.

Promover la unidad nacional es una parte del plan del NCPO para terminar el conflicto político en el país, y el primer paso del plan es tomar el control de la administración nacional, señaló el portavoz del ejército, Winthai Suvaree a “The Bangkok Post”.Promulgar una constitución interina, formar un gobierno provisional, el establecimiento de una asamblea nacional destinada a promover las reformas necesarias y un nuevo parlamento son algunos de los pasos, en tanto se celebran las elecciones generales en el país. El NCPO ha asegurado que sólo se encargará de supervisar la administración nacional y seguir adelante con el trabajo de las agencias estatales, sin interrumpir la forma normal de trabajar, señaló Winthai.También gregó que el NCPO ha nombrado a seis asesores en cinco temas, que incluye a ex ministros de anteriores gobiernos, a gobernadores de banco centrales y otras personalidades. En tanto, un portavoz del ejército informó que un total de 253 personas habían sido convocadas para acudir a la Junta Militar, que tiene su sede en un cuartel en Bangkok. Al menos 53 no se reportaron y 76 estaban en custodia.Las estaciones de televisión transmitieron este miércoles imágenes de cinco detenidos, entre ellos, un activista a favor del antiguo gobierno, el líder de los “Camisas rojas”, Jatuporn Prompan, en un aparente intento de mostrar que se les está tratando bien. La prensa internacional señaló también un grado de escepticismo sobre el número total de personas bajo custodia, con posibles informes de detenciones más extendidos. La ex primera ministra de Tailandia, Yingluck Shinawatra, fue puesta en libertad, pero sigue bajo algunas restricciones. Los militares tomaron el poder en Tailandia el 22 de mayo, tras argumentar que querían regresar la estabilidad al país después de meses de disturbios. El movimiento contó con el apoyo del rey Bhumibol Adulyadej.




Volver arriba