Biden admite “profundos desacuerdos” con China sobre trato a prensa

El vicepresidente de EE.UU., Joe Biden, saluda a su llegada al aeropuerto militar de Osan, en Gyeonggi-do, Corea del Sur.- (EFE)

PEKÍN (EFE).- El vicepresidente de EE.UU., Joe Biden, admitió hoy en Pekín “profundos desacuerdos” con China sobre el trato a la prensa estadounidense y cerró su estancia en esta capital con un encuentro con algunos de los reporteros afectados.

En una reunión con empresarios estadounidenses, Biden, quien se encontraba en Pekín para reunirse con las autoridades chinas, afirmó que “la innovación prospera cuando la gente respira libremente, habla libremente, puede desafiar la ortodoxia, donde los periódicos pueden contar la verdad sin temer las consecuencias”.

Con las autoridades chinas “tenemos muchos desacuerdos, y algunos profundos desacuerdos, sobre algunos de estos temas ahora mismo, sobre el trato a los periodistas estadounidenses”, apuntó.

“Creo que China será más fuerte y más estable y más innovadora si respeta los derechos humanos universales”, declaró el vicepresidente estadounidense.

Aunque Biden no dio más detalles, su mención parece aludir, entre otras cosas, a las dificultades en China de medios como la agencia de noticias Bloomberg o el periódico The New York Times, cuyas páginas web se encuentran bloqueadas en la República Popular.

Ambos medios habían publicado informaciones muy críticas sobre la riqueza familiar de destacados miembros del régimen chino.

The New York Times publicó en octubre del año pasado un detallado informe sobre la fortuna de la familia del entonces primer ministro, Wen Jiabao, y Bloomberg sobre la familia del presidente Xi Jinping.

Además, China ha retrasado indefinidamente o denegado la concesión de visados a varios periodistas de estos medios.

El año pasado China expulsó, por primera vez en 17 años, a una periodista, la estadounidense Melissa Chan, que trabajaba para la cadena de televisión Al Yazira, y este año denegó también el visado al periodista Paul Mooney, contratado por la agencia Reuters tras numerosos años de cobertura en China para diversos medios.

Antes de abandonar Pekín de camino a Seúl, Biden se reunió con un grupo de reporteros afectados por esas medidas, entre ellos periodistas de The New York Times y Bloomberg, para tratar sobre sus condiciones de trabajo.




Volver arriba