Ataques a civiles cobran dos vidas

Una mujer y una niña murieron ayer en Tailandia

HONG KONG (Notimex).- Al menos dos personas murieron y 22 resultaron heridas ayer en Tailandia en un ataque contra un campamento de opositores al gobierno de la primera ministra, Yingluck Shinawatra, en una área comercial de Bangkok, en la segunda agresión en menos de 24 horas.

Las dos víctimas mortales, una niña de 12 años y una mujer de 40, se suman a las 17 personas que han perdido la vida, entre manifestantes y policías, desde que comenzó el 30 de noviembre la violencia política en el país, en la cual también se han reportado 739 heridos.

Anteanoche, una niña de cinco años y 35 personas fueron heridas en otro ataque contra un campamento antigubernamental en la provincia de Trat, a unos 300 kilómetros al este de Bangkok, por un ataque de un grupo no identificado con armas y explosivos.

Asimismo, un grupo de hombres armados lanzó tres granadas desde un vehículo contra una marcha que se realizaba por el distrito de Jao Saming, en la misma provincia de Trat, informaron fuentes policiales, citadas por el diario The Bangkok Post.

El ataque ocurrió anteanoche mientras uno de los líderes de las protestas pronunciaba un discurso en el mercado de Yingcharoen, en el distrito de Jao Saming, frente a unas 500 personas cuando un grupo de sujetos armados comenzó a disparar artefactos explosivos.Las protestas antigubernamentales han recorrido las principales arterias de Bangkok, en su intento de presionar a Yingluck para la convocatoria de elecciones y así reducir la influencia de su multimillonario hermano y ex primer ministro, Thaksin Shinawatra. Los manifestantes llevan semanas acampados para exigir la dimisión de la primera ministra, a quien consideran un títere de su hermano quien, según la oposición, guía la política del país desde el exilio que se autoimpuso tras su derrocamiento en un golpe de Estado en 2006. Tailandia arrastra una grave crisis desde el golpe militar incruento que depuso a Thaksin en septiembre de 2006 y desde entonces, sus detractores recurren a movilizaciones populares para derribar al gobierno en turno.




Volver arriba