Al menos 7 heridos en un tiroteo contra manifestantes en Tailandia

Al menos 7 heridos en un tiroteo contra manifestantes en Tailandia

Manifestantes antigubernamentales ondean banderas nacionales tailandeses y marchan en una calle durante una reunión en Bangkok, Tailandia.- (AP)

BANGKOK (EFE).- Al menos siete personas resultaron heridas anoche en Tailandia en un tiroteo contra el campamento de los manifestantes antigubernamentales en Bangkok, mientras aumenta la tensión ante el inicio de una nueva oleada de protestas.

El incidente ocurrió de madrugada cuando unos desconocidos abrieron fuego con armas automáticas contra la zona donde los manifestantes llevan varias semanas acampados, según el grupo estatal de comunicación MCOT.

Los antigubernamentales se preparan para bloquear por completo de forma indefinida todo el tráfico de Bangkok a partir del lunes con lo que pretenden forzar la dimisión del Gobierno y evitar la celebración de las elecciones del 2 de febrero.

Ante esta nueva serie de protestas, que hace más de dos meses que duran, Amnistía Internacional (AI) pidió “contención” y respeto a los derechos humanos al Gobierno y a los manifestantes.

“La situación en Tailandia es tensa, volátil e impredecible. Hay un riesgo real de pérdidas de vidas y de heridos a menos de que se respeten completamente los derechos humanos”, dijo en un comunicado la subdirectora de AI en Asia Pacífico, Isabelle Arradon.

“Las fuerzas de seguridad deben garantizar el ejercicio del derecho de manifestación pacífica. Pero también tienen el deber de velar por la seguridad pública”, añadió Arradon que pidió a las autoridades “máxima contención” en el uso de la fuerza.

El Ministerio de Asuntos Exteriores indicó que 45 países han emitido alertas de viaje a Tailandia, entre ellos Estados Unidos, cuya embajada recomendó ayer a sus ciudadanos residentes en el país que acumulen en casa dinero y víveres para pasar dos semanas.

El secretario general de Naciones Unidas, Ban Ki-moon, también pidió “contención” a todas las partes y alertó del riesgo de una escalada de la tensión en los próximos días.

El Gobierno prevé desplegar unos 20,000 policías y militares en varios puntos de la ciudad para prevenir incidentes en una veintena de puntos que incluyen la Casa del Gobierno, el aeropuerto de Suvarnabhumi, las sedes de seis canales de televisión y de las agencias metropolitanas de suministro de agua y electricidad.

El jefe del Ejército, el general Prayuth Chan-ocha, admitió hoy estar preocupado ante posibles enfrentamientos entre partidarios y detractores del Gobierno y llamó a todas las partes a evitar la violencia.

Al menos ocho personas han muerto en las protestas en contra del Gobierno de la primera ministra, Yingluck Shinawatra, que en diciembre se vio forzada a disolver el parlamento y convocar elecciones anticipadas.

Los antigubernamentales rechazan los comicios y exigen que antes de acudir a las urnas se forme un consejo no electo que haga una reforma del sistema político que consideran corrupto y al servicio del ex primer ministro, Thaksin Shinawatra, hermano de Yingluck.

Thaksin, depuesto en un golpe militar en 2006, ha ganado directamente o a través de plataformas electorales afines, todas las elecciones desde 2001.

A preguntas de los periodistas, Prayuth descartó la posibilidad de que haya un nuevo golpe de estado, días después de que dejara entreabierta la posibilidad de una intervención del Ejército para desbloquear la actual crisis política.

Más de veinte partidos se presentan a las elecciones a pesar del boicot del opositor Partido Demócrata, que no participará en los comicios, y de los antigubernamentales, que impidieron el registro de candidatos a la Comisión Electoral en circunscripciones del sur del país, feudo de la oposición.

La Comisión Electoral instó anoche al Gobierno a posponer las elecciones ante el riesgo de que, por culpa del boicot, no salgan elegidos un número suficiente de diputados para formar el próximo Parlamento.




Volver arriba