Adopta Japón nuevas normas sobre exportación de armas

Adopta Japón nuevas normas sobre exportación de armas

 

TOKIO (Notimex).- Japón adoptó nuevas normas sobre la exportación de armas, que permitirá su comercio bajo ciertas circunstancias tras su prohibición casi total desde hace casi 50 años, una decisión que ha provocado críticas de China y Corea del Sur.

Los nuevos principios abren el camino para que Japón se haga con armamento y tecnología militar más avanzada mediante el desarrollo conjunto con sus aliados.

Tras una revisión estricta, Japón permitirá las exportaciones de armas sólo cuando sirvan al propósito de contribuir a la cooperación internacional y a sus intereses de seguridad, según las nuevas normas.

El gobierno japonés también impondrá un estricto sistema de control y seguimiento para garantizar que las armas no se empleen con fines distintos o que no vayan a parar a terceras partes.

El nuevo reglamento, que sustituirá los tres principios aprobados en 1967, mantiene la prohibición de vender armamento a países sujetos a embargo por el Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas, a los del bloque comunista y a aquellos implicados en conflictos internacionales.

La nueva normativa establece otros tres puntos y tiene como objetivo mejorar la posición estratégica de Japón sin salirse del principio del pacifismo que ha caracterizado al país desde la Segunda Guerra Mundial (1939-1945).

La coalición gobernante decidió cambiar el borrador inicial del reglamento para garantizar la transparencia de las exportaciones de armamento y que éste no se empleará en conflictos bélicos, a raíz de las críticas desde ciertos sectores de la sociedad japonesa.

Japón ‘seguirá haciendo contribuciones a la paz y buscará la cooperación tecnológica en el área de defensa con Estados Unidos y otros países’, afirmó en este sentido el ministro japonés de Defensa, Itsunori Onodera, en declaraciones a la agencia de noticias Kyodo.

El nuevo reglamento sobre armas permitirá a Japón participar en proyectos de desarrollo y producción conjuntos con otros países, enviar equipamiento a países aliados para operaciones de vigilancia y estrechar así su cooperación sobre defensa y seguridad con otras naciones.

Este cambio de estrategia se produce ante el auge militar de China, con el que Tokio mantiene una disputa territorial sobre las Islas Senkaku.

La medida japonesa fue criticada por China y Corea del Sur, dos de los principales exportadores de armamento del mundo y que ya habían criticado en varias ocasiones el cambio de estrategia de seguridad y defensa impulsado por el primer ministro japonés, Shinzo Abe.

 




Volver arriba