Acusa ex funcionario a la CIA de encubrir datos sobre MH370

Varios aviones de la aerolínea Malaysia Airlines en el Aeropuerto Internacional de Kuala Lumpur, en Sepang, a las afueras de Kuala Lumpur.- (EFE)

HONG KONG (Notimex).- El ex primer ministro de Malasia, Mahathir Mohama, acusó hoy a la Agencia de Inteligencia (CIA) de Estados Unidos de encubrir información sobre la desaparición del vuelo MH370 de Malaysia Airlines, ocurrida el 8 de marzo pasado.

En medio de las crecientes versiones de que el avión fue blanco por ‘error’ de un ejercicio militar conjunto entre Estados Unidos y Talandia, Mahatir aseguró en su blog que la CIA y la compañía Boeing, fabricante de la nave, han ocultado información sobre la desaparición del MH370.

‘Aviones como el MH370 ‘no desaparecen”, escribió el ex jefe de gobierno malayo, tras destacar que el avión no puedo cambiar al piloto automático de forma remota, si hubiera sido secuestrado, sin que la CIA no se hubiera enterado.

‘Remotamente por radio o por satélite se enlazan agencias gubernamentales como la Agencia Central de Inteligencia, si los terroristas tratan de ganar el control de la cabina de vuelo”, destacó Mahathir en su escrito titulado: ‘Todo lo que sube tiene que bajar”.

El influyente ex primer ministro aseguró que en la actualidad ningún avión desaparece de la nada, ya que todos los sistemas de comunicación son de gran alcance, dan seguimiento por radio y vía satélite y que las cámaras de video poseen gran capacidad de almacenamiento.

“El avión está en algún lugar, tal vez sin las marcas de MAS (Malaysia Airlines)”, indicó quien fue el primer ministro de Malasia entre 1981 y 2003, según un reporte de la edición electrónica del diario The Malay Mail.

El ex gobernante malayo consideró que tanto la CIA como el fabricante Boeing saben más de lo que hasta ahora realmente se sabe sobre el destino del avión e insistió en que el vuelo MH370 tuvo que ser rastreado por satélites en todo momento.

“El vuelo MH370 habría sido rastreado por satélites que normalmente proporcionan los datos en todos los vuelos comerciales, inclusive de los datos sobre la ubicación, tipo de aeronave, número de vuelo, aeropuerto de salida y destino’, indicó.

Mahathir dijo que las labores internacionales de búsqueda, encabezadas por las autoridades australianas, que continúan en el Océano Indico para dar con el restos de la nave son una pérdida de tiempo y dinero, porqué se ha ocultado información.

El ex primer ministro escribió que sabía que por alguna razón, los medios de comunicación no publicarían todo lo que implica a Boeing o la CIA en este caso, pero confía en que alguien leyera lo que escribió en su blog personal.

La publicación de Mahathir se da después de que el actual primer ministro de Malasia, Najib Razak, reconoció que la localización por satélite de los escombros MH370 en el Océano Indico era algo muy “extraño” y “difícil de creer”.

En una entrevista a la cadena estadunidense CNN, Najib que simplemente no podía creer que cuando escuchó por primera vez que datos de satélites habían localizado resto de la nave en el Océano Indico “Para ser honesto, me pareció difícil de creer”, dijo.

‘Es una situación extraña que ninguno de nosotros podía haber previsto, así que es por eso que cuando me reuní con el equipo … de los principales expertos en la industria de la aviación les pregunté una y otra vez “¿están seguros?”, recordó.

Las autoridades de Malasia, Australia y China se reunieron el pasado fin de semana pasado para discutir las nuevas acciones para seguir en las operaciones de la búsqueda del avión, a las que se unió este lunes el barco chino de investigación marina Zhu Kezhen

El Centro de Coordinación Agencia Mixta de Australia, responsable de las operaciones de búsqueda, explicó que el barco chino mapeará durante la semana el fondo del mar frente a la costa oeste de Australia, donde se concentran ahora las labores para dar con el avión malayo.

El vuelo MH370 de Malaysia Airlines desapareció de los radares el pasado 8 de marzo, casi dos horas después de despegar de Kuala Lumpur, y viajar rumbo a Pekín, China, con 239 personas a bordo.




Volver arriba