Aparece colgada una joven tras ser violada

ISLAMABAD (EFE).- El cuerpo de una joven de 20 años fue encontrado hoy a primera hora colgado de un árbol y con signos de haber sufrido una violación en la localidad de Layah, en el este de Pakistán, informaron a Efe fuentes policiales.

El suceso recuerda a los sucedidos en las últimas semanas en la vecina India y aún está bajo investigación de la Policía, que ha registrado una denuncia pero sin especificar a ningún sospechoso.

Un investigador de la Policía local, Iliás Ahmed, aseguró pasado el mediodía local que la autopsia ha confirmado la agresión sexual y el homicidio de la joven, llamada Muzamil, que desapareció de su domicilio hacia la medianoche y apareció muerta tres horas después.

El caso presenta varios puntos confusos y las fuerzas de seguridad han ido variando su versión.
El propio Ahmed afirmó en un primer momento que la víctima huyó de su casa y luego apareció muerta, abriendo la posibilidad de que la familia estuviera implicada en el crimen por un tema de honor, ya que el noviazgo de la joven no era aceptado por la familia.

Horas después, la Policía se contradijo y afirmó aceptar la posibilidad del secuestro por parte del novio, lo cual apunta a la implicación de este en el crimen, pero aún así el documento de la denuncia policial no incluye el nombre de ningún sospechoso.

“Pensamos que el novio y sus amigos están implicados, pero oficialmente no hay sospechosos”, aseguró el policía que investiga el caso.

Medios locales y organizaciones de defensa de las mujeres denuncian a menudo que las fuerzas de seguridad actúan de forma sesgada en casos de violencia machista para proteger los intereses de familias influyentes en la zona del crimen.

A falta de aclarar la autoría, el homicidio de la joven en Layah recuerda a varios casos acaecidos en el norte de la vecina India en las últimas tres semanas, donde cinco mujeres han aparecido ahorcadas tras haber sido violadas.

Según la Comisión de Derechos Humanos de Pakistán (HRCP), el año pasado se denunciaron más de 2.500 violaciones solo en la provincia del Punyab, donde se encuentra Layah, aunque el organismo alerta de que la enorme mayoría de casos quedan sin registrar.

La HRCP también informó recientemente de que el año pasado se registraron en el país al menos 900 muertes de mujeres a manos de varones de su familia que supuestamente defendían el honor familiar.

Etiquetas:,