Uruguay despide abril con una cosecha de mariguana que aguarda reglamento

MONTEVIDEO (EFE).— Uruguay deja atrás un mes de abril en el que los cultivadores de marihuana comenzaron la cosecha de las flores de la planta, coincidiendo con el inicio del otoño austral y en espera de que se conozca la reglamentación de la ley que regula la compraventa y cultivo de cannabis en el país.

Un refrán que señala que “en abril, hay cogollos mil”, popular entre los consumidores de marihuana uruguayos, se cumple de manera especial este año, cuatro meses después de la aprobación de la ley en diciembre de 2013.

“La cosecha actual es la de mayor volumen en toda la historia de Uruguay”, señaló a Efe Hernán Delgado, portavoz de la asociación social Proderechos, una de las impulsoras de la legalización del cultivo de marihuana en Uruguay.

Por su parte, el presidente de la Federación de Cannabicultores de Uruguay (FCU), Julio Rey, aseguró a Efe que “se ha duplicado el número de cultivadores, y cada vez hay más gente nueva que quiere aprender a plantar y cosechar” .

En paralelo, “cada vez hay más flores, y más gente que está dejando de ir a la boca (punto de distribución ilegal de drogas) para conseguir marihuana”, apuntó Rey.

Según indicó, el narcotráfico está cediendo terreno al autocultivo, y la vía ilegal desaparecerá totalmente “cuando la gente pruebe lo que es una flor de marihuana y la compare con el producto de mala calidad que se vende en la boca”, habitualmente marihuana prensada procedente de Paraguay.

En este período desde la aprobación de la ley también germinaron los clubes de cannabis que, tal y como se prevé en el texto legislativo, tendrán un máximo de 45 miembros con un cultivo de no más de 99 plantas.

“Entendemos los clubes como un emprendimiento sin fines de lucro, un espacio de autogestión donde puede hacerse ejercicio de la ciudadanía”, precisó Delgado.

Para Julio Rey, estas asociaciones cannábicas permiten además el intercambio de conocimientos sobre técnicas específicas de cultivo o reducción de daños en usuarios de marihuana.

A nivel legislativo, durante estos cuatro meses también se ha estado ultimando la reglamentación de la ley sobre la marihuana y está previsto que se dé a conocer en los próximos días, pues ya han transcurrido los 120 días del plazo previsto por la ley.

Del contenido de este reglamento ya trascendió que las tres modalidades de acceso legal a la marihuana -los clubes de cannabis, la compra en farmacias y el cultivo para uso personal- serán excluyentes, y cada usuario deberá optar por una sola alternativa.

“El Estado deberá ser flexible y permitir al consumidor pasar de una opción a otra, ya que puede haber pérdidas en las cosechas, y lo que se pretende es evitar que vuelva a caer en el circuito del narcotráfico”, opinó Rey.

Por su parte, Delgado manifestó que podría establecerse un sistema de registro mixto, que dentro del límite legal de 40 gramos mensuales por consumidor, permita obtener la droga por diferentes vías simultáneamente.

El activista opinó además que “el registro de consumidores vulnera algunos derechos personales, es muy violento y estigmatiza a los usuarios de drogas”, pese a que indicó que “aporta seguridad jurídica al Estado”.

“La ley sobre la mariguana restringe algunas libertades, al imponer los registros o limitar la cantidad de variedades que se pueden producir de forma legal. Pero aún así, actualmente tenemos la mejor legislación del mundo, la que más derechos reconoce a los usuarios de drogas”, concluyó Delgado.




Volver arriba