Todos los electores brasileños votarán con huella dactilar a partir de 2018

Todos los electores brasileños votarán con huella dactilar a partir de 2018

 

RÍO DE JANEIRO (EFE).- Un sistema de verificación biométrico desarrollado por una empresa brasileña para el Tribunal Superior Electoral (TSE) de Brasil permitirá que todos los electores del país se identifiquen con su huella dactilar a la hora de votar en la urna electrónica, informaron hoy fuentes oficiales.

La pequeña empresa Griaule, especializada en biometría y escogida entre varias compañías del sector, firmará un contrato de 82 millones de reales (37,3 millones de dólares) para desarrollar en los próximos dos años la tecnología que permita la certificación de las huellas dactilares y el tratamiento del banco de datos del órgano electoral federal.

La implantación del sistema de reconocimiento de autenticación de impresiones dactilares, que ocurrirá en dos etapas, comenzará con el procesamiento de los 23 millones de registros biométricos de electores ya almacenados por el TSE y deberá finalizar antes de los comicios de octubre próximo.

En una segunda fase, el programa garantizará que los 52,8 millones de huellas que el TSE pretende almacenar hasta las elecciones de 2016 no están duplicados ni constituyan ningún tipo de fraude, según la Fundación de Apoyo a la Investigación del Estado de Sao Paulo (Fapesp), estatal que financia el proyecto.

Para acometer esta labor, el contrato de prestación de servicios prevé el desarrollo de un supercomputador con un servidor de casi 1.500 núcleos de procesamiento, que hará posible la comparación de más de 3 millones de huellas por segundo.

“Para hacerse una idea de la complejidad de la tarea es importante resaltar que se recolectan las huellas de los diez dedos de cada persona. Así, el software de reconocimiento deberá procesar un volumen de datos del orden de quintillones”, explica Felipe Bergo, investigador de la empresa.

Aunque los comicios brasileños están completamente informatizados desde 2010 con la utilización de las urnas electrónicas en todas las secciones electorales, el TSE apenas tiene registradas las huellas digitales del 15 % de los 142,4 millones de electores.

La tecnología de identificación ante la urna electrónica con huella dactilar ya fue probada en las elecciones presidenciales de 2010 en 60 ciudades por 1,2 millones de los 135,8 millones de electores brasileños que previamente habían acudido a los colegios electorales para escanear sus huellas.

En esa ocasión, según la máxima autoridad electoral, solo a 6,5 % de los votantes inscritos en colegios que usaron la tecnología la máquina no les reconoció la huella digital.

Actualmente, el reconocimiento en las urnas se realiza mediante el título de elector o la firma, circunstancia que pretende cambiar el TSE con el registro de los votantes hasta 2017.

“El servicio que prestaremos al TSE es una garantía de unicidad de los electores brasileños. O sea, certificaremos que nadie consiga registrar dos veces como elector, para impedir que vote más de una vez durante una elección”, detalla Rodrigo Souza, gerente de productos de Griaule.




Volver arriba