Tiene América Latina reto pendiente de atender inequidad

 

PANAMÁ (Notimex).- América Latina, cuya economía registró mejoras en los últimos años que le permitieron reducir la pobreza, aún tiene el reto de combatir la inequidad, en la región más desigual del mundo, advirtió hoy la firma Deloitte.

‘Uno de los desafíos de Latinoamérica es cómo convertir esta región de gran progreso económico en una región de más equitativa distribución del ingreso. La región más pobre del mundo es Africa, la región con mayor desigualdad es Latinoamérica’, planteó el director de Deloitte para América Latina, Carlos Haehnel.

En el marco del Foro Económico Mundial sobre América Latina, a celebrarse mañana miércoles y el próximo jueves en Panamá, Haehnel destacó que en los últimos 10 años la mayoría de los países han registrado mejoras en sus economías.

Uno de los factores que incidió en ese desarrollo fue la estabilidad política, el crecimiento de China que requirió comprar materias primas y la atracción de inversiones, indicó el especialista.

Previó que para este año Latinoamérica crecerá alrededor del 3.3 por ciento, una cifra por debajo del promedio mundial (3.8), aunque hay países como Panamá (6.8 por ciento), que crecerán casi igual que China (7.1).

‘El mundo ya no va ser tan amable en abalanzarse en comprarnos todo’, advirtió Haehnel en conversación con periodistas.

Señaló que la región requiere mayores inversiones en infraestructura, flexibilizar su leyes laborales sin perjudicar los derechos de los trabajadores, incrementar su productividad e impulsar la innovación tecnológica.

Además apuntó que los países de la región deben reenfocar el uso de los subsidios para evitar que con ello se institucionalice la pobreza y ‘para que no sean rehenes de la política’.

El experto destacó la importancia económica de América Latina, una región que aporta un 8.6 por ciento al Producto Interno Bruto mundial, sólo superado por China (15.4), la Unión Europea (18), y Estados Unidos (21).

‘Estamos en una región de estabilidad política, de estabilidad económica’, recordó Haehnel.

 




Volver arriba