Santos no tiene facultades para destituir a Petro, dice ministro de Justicia

 

BOGOTÁ (EFE).- El ministro colombiano de Justicia, Alfonso Gómez Méndez, dijo hoy en una entrevista con el telenoticiero Noticias Uno, que el Gobierno tiene claro que el presidente Juan Manuel Santos no tiene facultades para destituir al alcalde de Bogotá, Gustavo Petro, porque no investiga sino ejecuta.

Gómez Méndez, un jurista de amplia trayectoria, señaló que “para el Gobierno es claro que el presidente de la República no tiene ninguna facultad para destituir” a ningún alcalde elegido.

Petro fue apartado del cargo por una decisión administrativa del procurador Alejandro Ordóñez, por la supuesta mala gestión de una crisis ocurrida en diciembre de 2012 en el sistema de recolección de basuras de la capital colombiana.

El alcalde sostiene la tesis de que el único que lo puede cesar en el cargo es el presidente de Colombia.

“Lo único que puede hacer el presidente de la República es ejecutar la decisión que tome el procurador en relación con el alcalde de Bogotá”, señaló Gómez Méndez, citando la Constitución, dos leyes y dos decisiones de la Corte Constitucional.

Añadió que el Gobierno del presidente Santos “no valida ni invalida la decisión del procurador general”, que destituyó e inhabilitó a Petro por 15 años para ejercer cargos públicos.

Además, dijo Gómez Méndez, el presidente Santos “no va a entrar en esa controversia porque considera que el punto está sumamente claro y que sería muy peligroso para la democracia que se siente el precedente de que un presidente de la República pueda destituir a un alcalde elegido”.

Petro ha reivindicado su derecho a permanecer en el cargo y acusó al procurador Ordóñez de atentar contra los deseos de paz de Colombia.

El viernes, durante una manifestación convocada para apoyarlo a que se quede en el cargo y revertir su destitución, Petro señaló que “el presidente de la República me puede destituir cuando haya un fallo condenatorio de un juez penal” y no por el procurador.

El alcalde viajará el próximo martes a Washington para exponer su caso ante la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH), como parte de su campaña para hacer valer su elección como alcalde por el voto popular.




Volver arriba