Royal: el principal mandato del nuevo Gobierno francés es reducir el paro

 

PARÍS (EFE).- La nueva ministra francesa de Ecología, Ségolène Royal, afirmó hoy que la primera misión del nuevo gobierno que preside Manuel Valls es reducir el desempleo, al tiempo que recalcó que la voluntad es conseguir resultados “rápidamente”.

“Nuestra principal hoja de ruta y nuestro principal mandato es hacer retroceder el paro”, afirmó Royal en una entrevista radiotelevisada por “RTL” y “LCI”, en la que añadió que desde su departamento el propósito es que “la transición energética debe generar empleo”.

Insistió en que tras el revés electoral para la mayoría de izquierdas en las municipales del 23 y el 30 de marzo, “hay una necesidad imperativa de obtener resultados”.

“Este es un gobierno de combate que quiere obtener rápidamente resultados, y en particular en el frente del empleo”, repitió antes de mostrarse convencida de que el Ejecutivo “va a tener éxito si se mantiene unido”.

Royal, que dijo que no puede anticipar el contenido del discurso que Valls pronunciará el martes ante la Asamblea Nacional para someter su gabinete a un voto de confianza, justificó la pertinencia de los objetivos de reducción del déficit público.

Precisó que los recortes del gasto público en 50.000 millones de euros en tres años que se propone el presidente francés, François Hollande, “deben hacerse imperativamente”. E indicó que eso se conseguirá si en cada ministerio se reduce la dotación presupuestaria en un 5 %.

En lo que respecta al campo de acción directo de su Ministerio, que cubre la Ecología, pero también los Transportes y la Energía, subrayó que no quiere “que la causa del medio ambiente se resuma en impuestos suplementarios”.

A preguntas sobre el proyecto de eco-tasa que deberían pagar los camiones que utilizan carreteras libres de peaje, y que fue suspendido por las fuertes protestas, sobre todo en la región de Bretaña, por el anterior primer ministro, el también socialista Jean-Marc Ayrault, Royal consideró que “hay que tomarse tiempo antes de adoptar una decisión”.

Explicó que tras la idea de la ecotasa “hay buenas razones”, en concreto el principio de que “el que contamina paga”. “Pero estamos en crisis económica” -añadió- y algunas empresas podrían sufrir si no tienen alternativas.

“La única cuestión antes de imponer un nuevo impuesto es qué empleos se van a crear, cuáles se van a destruir y qué beneficios medioambientales ofrece”, sintetizó.

Preguntada sobre la posibilidad de explotar en Francia el gas de esquisto, algo que ahora está prohibido, o experimentar nuevas técnicas alternativas a la fracturación hidráulica, respondió que “en el estado actual de las tecnologías, no, porque son procedimientos peligrosos”.

A continuación, la ministra de Ecología puntualizó que “no hay que cerrar puertas” a posibles desarrollos de investigación para extraer esos hidrocarburos, aunque también recordó que se trata de un combustible fósil.




Volver arriba