Raúl Castro llama a la paz y la unidad

Inaugura la cumbre de la Celac

El presidente cubano, Raúl Castro, ofrece un mensaje al inaugurar los trabajos de la II Cumbre de la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (Celac), en La Habana, Cuba, hoy martes 28 de enero de 2014.- (EFE/Ismael Francisco/POOL)

El presidente cubano, Raúl Castro, ofrece un mensaje al inaugurar los trabajos de la II Cumbre de la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (Celac), en La Habana, Cuba, hoy martes 28 de enero de 2014.- (EFE/Ismael Francisco/POOL)

LA HABANA, Cuba.  (NOTIMEX).- El presidente de Cuba, Raúl Castro, inauguró la II Cumbre de Jefes de Estado y Gobierno de la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (Celac) con un llamado a enfrentrar “las amenazas de los centros de poder”.

Antes de comenzar su discurso en presencia de presidentes y funcionarios de los 33 países miembros del bloque, pidió guardar un minuto de silencio en memoria del fallecido ex mandatario venezolano Hugo Chávez, impulsor de la creación de la Celac.

La cita de dos días abordará como temas centrales la lucha contra el hambre, la pobreza y las desigualdades, dijo Castro Ruz en su discurso, en el que también llamó a la unidad, a la paz y al respeto entre las naciones de la región latinoamericana.

“No es la CELAC una sucesión de meras reuniones ni coincidencias pragmáticas, sino una visión común de la Patria Grande latinoamericana y caribeña que sólo se debe a sus pueblos”, destacó en ceremonia realizada en el recinto ferial Pabexpo.

Raúl Castro, de 82 años de edad, advirtió que en la región siguen presentes los peligros para la paz después que en el último año enfrentó numerosos desafíos, entre ellos la crisis de la economía mundial y se mantienen las desigualdades sociales.

Afirmó que han habido avances lentos pero “vamos creando poco a poco una comunidad, que hoy se reconoce internacionalmente como representante legítima de los intereses de América Latina y el Caribe, “acercando nuestras posiciones (…) a pesar inevitables diferencias”.

Sin embargo, señaló que subsisten un orden internacional injusto y excluyente en que continúan las amenazas a la paz y la injerencia en los asuntos internos de la región.

“Los centros de poder no se resignan a haber perdido el control de esta rica región ni renuncian a intentos de cambiar el curso de la historia para recuperar el terreno perdido y beneficiarse de sus recursos”, aseguró.

Mencionó que aunque América Latina fue la primera región en establecer una zona libre de armas nucleares mediante el Tratado de Tlatelolco, es necesario proclamar una zona de paz que destierre para siempre la guerra, la amenaza y el uso fuerza.

En su criterio, los diferendos entre los países de este espacio regional deben resolverse por vías pacíficas y de negociaciones conforme a los principios del derecho internacional.

El dirigente cubano recordó las denuncias sobre la existencia de un sistema global de espionaje de las comunicaciones establecido por Estados Unidos que afectó a jefes de Estado, organismos internacionales, partidos políticos, empresas y ciudadanos.

Expresó que el empleo encubierto e ilegal de los sistemas informáticos de otras naciones para agredir a terceros países podría provocar conflictos internacionales y llamó a evitar que el ciperespacio se convierta en teatro de operaciones militares.

Al respecto saludó la iniciativa brasileña de efectuar en Sao Paulo, en abril, la Reunión Multisectorial Global sobre Gobernanza de Internet.

En su discurso de más de 20 minutos, el gobernante isleño se refirió a las desigualdades en la educación en la región, así como a la pobreza y pobreza extrema que afecta a sus habitantes, entre ellos más de 70 millones de niños.

Reconoció “los beneficios de la inversión extranjera directa para la economía y las inyecciones capital de empresas transnacionales”, pero advirtió que el crecimiento desmedido de sus utilidades “afecta su impacto positivo sobre balanza pagos de nuestros países”.

Reiteró la “plena solidaridad” con Argentina en su reclamo sobre las Islas Malvinas y exhortó a Reino Unido a aceptar el diálogo y la negociación para resolver el conflicto y no iniciar la explotación de los recurso naturales.

Durante dos días la Cumbre de la Celac debatirá los temas que son el centro de más de una treintena de declaraciones especiales. Se espera que la Declaración de La Habana y el Plan de Acción para 2014 sean aprobados por los mandatarios.

Etiquetas:, , , ,