Traficantes engañan a niños que intentan llegar a EE.UU.

TEGUCIGALPA (EFE).- La primera dama de Honduras, Ana García, dijo hoy que los traficantes de personas conocidos como “coyotes” o “polleros”

Menores migrantes.

engañan a los niños inmigrantes centroamericanos que intentan llegar solos a Estados Unidos.

“Una razón por la cual están saliendo nuestros niños del país es porque hay una mala información”, subrayó García en rueda de prensa al informar sobre el viaje que hizo la semana pasada al sur de Estados Unidos para conocer sobre la situación de miles de menores detenidos en albergues en ese país.

Añadió que a los menores se les engaña cuando el crimen organizado y los denominados “coyotes” le dicen a los niños y sus familiares inmigrantes que al llegar a Estados Unidos “les darán un permiso especial de residencia”.

García enfatizó que se ha comprobado que la información que los traficantes de personas le brindan a los niños inmigrantes y sus familiares “es falsa”.

La esposa del presidente hondureño, Juan Orlando Hernández, encabezó la semana pasada una misión llamada Fuerza de Tarea del Niño Migrante, creada por el Gobierno para conocer la situación de los menores indocumentados de su país detenidos en Estados Unidos, que suman unos 14.200, según indicó García.

Señaló además que según registros migratorios, hasta septiembre de 2013 había unos 2.700 niños inmigrantes no acompañados en el país del norte, pero que esa cifra aumentó a 14.200 a junio de 2014.

La primera dama enfatizó que “la mayoría de los niños no viajan por decisión personal, sino que sus padres los mandan a pedir” y que a los traficantes de personas “no les importa la vida, ni la salud de los menores”.

“Al crimen organizado sólo le interesa el dinero que va a ganar”, recalcó García al explicar que los niños centroamericanos que se van sin acompañante a los Estados Unidos desafían “un camino lleno de peligros, abusos, torturas y muerte”.

Las autoridades de Honduras esperan que los menores inmigrantes detenidos en Estados Unidos no sean deportados de manera inmediata, sino que se cumpla un proceso legal que, según las autoridades de Washington, terminará de todas formas con el regreso de los niños a su país de origen.

Ante la inminente deportación de niños, algunos con sus padres, el Gobierno hondureño instalará albergues en los aeropuertos internacionales de Tegucigalpa y San Pedro Sula, las dos ciudades más importantes del país, y probablemente en la base aérea de Palmerola, en el central departamento de Comayagua.

A los retornados se les brindará atención médica y psicológica, lo mismo que alimentos y pasajes para que regresen a su lugar de origen.

En lo que a los menores respecta, serán reinsertados en escuelas y familias, y estarían siendo beneficiados con programas sociales del Gobierno para mejorar su situación de vida, según indicó la primera dama.

García hizo un nuevo llamamiento a los padres de familia para que no permitan que sus hijos migren de manera ilegal, por el grave peligro que corren.

A los menores detenidos en EE.UU. se suman otros miles que han corrido la misma suerte en México, país que también ha comenzado a hacer una deportación masiva de niños y adultos hondureños por vía terrestre, adicional a la repatriación de rutina que hacen las autoridades migratorias de las dos naciones del norte. EFE




Volver arriba