Presidente electo calienta ambiente con acusaciones contra partido de Zelaya

 

Germán Reyes

TEGUCIGALPA (EFE).- El presidente electo de Honduras, Juan Orlando Hernández, del conservador Partido Nacional, ha calentado el ambiente político al señalar que algunos de los dirigentes del izquierdista Libre, cuyo coordinador general es el exmandatario Manuel Zelaya, favorecen el crimen.

En Honduras ya habían trascendido denuncias extraoficiales sobre presuntos vínculos de políticos con el narcotráfico, que estaría financiando, desde hace varios años, campañas de candidatos a cargos de elección popular.

Pero Hernández ha sido directo al señalar el pasado viernes que “algunos dirigentes” del movimiento Libertad y Refundación (Libre), que no identificó, apoyan a los extorsionadores, pandilleros y el crimen organizado, lo que Zelaya rechazó en un escueto mensaje a través de la red social Facebook.

“Le quedan muy pocos amigos a los extorsionadores, a los mareros (pandilleros), a la gente del crimen organizado. Dentro de esos pocos amigos hay algunos dirigentes del partido Libre que los apoyan, no lo sigan haciendo porque de lo contrario caen en colusión”, expresó Hernández en el Parlamento.

Hernández ganó las elecciones generales en Honduras del 24 de noviembre pasado, lo que Zelaya ha venido cuestionando porque según él y su esposa, Xiomara Castro, candidata perdedora por Libre en los comicios, hubo fraude, mientras que observadores internacionales y locales aseguran que fueron transparentes.

Zelaya dice que su reconocimiento de Hernández como nuevo presidente de Honduras es “condicionado” porque las elecciones fueron fraudulentas y que quien las ganó fue su esposa.

Además, Zelaya, derrocado en junio de 2009 cuando promovía una consulta popular para reformar la Constitución, lo que la ley le impedía, la ha emprendido contra Hernández, quien es el presidente del Parlamento, por la reciente aprobación de un paquete de medidas económicas que han encarecido la mayoría de productos y servicios.

Zelaya, en un plantón frente al Parlamento el pasado jueves, acusó a Hernández y el resto de los diputados del Partido Nacional de atentar contra el pueblo con las nuevas medidas de ajuste económico aprobadas, en alianza con el presidente hondureño, Porfirio Lobo.

Las medidas fueron aprobadas en diciembre por la bancada del Partido Nacional, aprovechando que ahora tiene mayoría en el poder legislativo, con 71 de los 128 diputados, beneficio que no tendrá en el próximo período del Parlamento que iniciará el 25 de enero.

El Partido Nacional ha visto reducido de 71 a 49 su número de diputados en el próximo Parlamento, mientras que Libre, partido que surgió tras el golpe de Estado a Zelaya, obtuvo 37 en las pasadas elecciones, lo que para dolor de Hernández lo convierten en la primera fuerza política de oposición.

“Los buenos hondureños, los que queremos vivir en paz como Dios manda somos más y sé que vamos a recuperar la paz de este país”, dijo Hernández el viernes en el Parlamento en una ceremonia de condecoración al director de la Unidad de Investigación e Inteligencia Nacional, Julián Pacheco Tinoco, a la que asistió Lobo.

“Se les acabó la fiesta a los delincuentes, a los mareros, a los extorsionadores. Se les acabó la fiesta oscura que tanto daño le ha hecho a este país”, reiteró Juan Orlando Hernández en el mensaje en el que acusó a dirigentes de Libre de apoyar a los delincuentes.

Zelaya respondió a las acusaciones de Hernández mediante un escueto mensaje por Facebook diciendo que rechazan “enérgicamente las declaraciones” del presidente electo y le exigió que diga los nombres de los supuestos dirigentes de Libre que apoyan al crimen.

“Rechazamos enérgicamente las declaraciones del abogado Juan Orlando Hernández, le exigimos que dé los nombres de las personas que acusa en Libre, si no lo hace quedará en el ridículo”, indicó Zelaya, quien será diputado por Libre en el Parlamento.

Dijo además que las afirmaciones de Hernández, “sin duda” son “una cortina de humo ya que no aguanta la oposición contra el paquetazo azul”, en alusión a las recientes medidas de ajuste económico que el Parlamento aprobó en diciembre.

Zelaya también ha hecho llamamientos al conservador Partido Liberal, que en 2006 le llevó al poder y al que dividió tras el golpe de Estado de 2009, y al Anticorrupción para que se unan y deroguen en el próximo Parlamento las medidas de ajuste recién aprobadas, que elevaron del 12 al 15 % el Impuesto Sobre Ventas.

Analistas locales consideran que las acusaciones de Hernández contra dirigentes de Libre podrían ser una cortina para desviar la atención sobre las medidas de ajuste económico.




Volver arriba