Presidente de Honduras crea fuerza de tarea para atender niños migrantes

Presidente de Honduras crea fuerza de tarea para atender niños migrantes

TEGUCIGALPA (EFE).- El presidente de Honduras, Juan Orlando Hernández, creó hoy una “fuerza de tarea” para atender la crisis humanitaria derivada de los niños hondureños que viajaron solos a Estados Unidos y se encuentran detenidos en albergues.

La “fuerza de tarea” está integrada por las secretarías de Relaciones Exteriores, Salud y Derechos Humanos, Justicia, Gobernación y Descentralización; por la Comisión Permanente de Contingencias, la Dirección de la Niñez y Adolescencia, la Fiscalía de la Niñez y el no gubernamental Centro del Migrante Retornado.

“Lo que nos interesa en todo momento es reconocer que se debe respetar el interés superior de los niños de reunificarse con sus familiares, ya sea en Estados Unidos o en el país de origen”, indicó Hernández a los periodistas en la Casa Presidencial.

El gobernante señaló que no se puede dejar de reconocer que la realidad de los miles de niños hondureños, salvadoreños y guatemaltecos detenidos en Estados Unidos “es una crisis humanitaria” y también un “desafío” que deben enfrentar “juntos” todos los involucrados.

Hernández calificó como un “drama doloroso” el que enfrentan miles de niños de Honduras, El Salvador y Guatemala que se han ido a Estados Unidos buscando a sus padres, arriesgando su vida en esa ruta.

Dijo que el tema fue materia de una larga conversación telefónica ayer viernes con el vicepresidente de Estados Unidos, Joseph Biden, quien se reunió en Guatemala con los presidentes guatemalteco, Otto Pérez Molina; salvadoreño, Salvador Sánchez Céren, y una delegación de alto nivel de Honduras presidida por el ministro coordinador de Gobierno, Jorge Ramón Hernández.

La reunión con Biden fue para tratar el creciente número de menores que viajan solos y de manera ilegal a Estados Unidos en busca de mejores oportunidades de vida, del reencuentro familiar o huyendo de la violencia.

El funcionario estadounidense dijo que la migración ilegal de los menores es “un tema humanitario” y que el problema es compartido entre Estados Unidos, México y Centroamérica.

Además, anunció que Estados Unidos destinará a los tres países de Centroamérica 9,6 millones de dólares para la reinserción de sus repatriados y otros 244 millones para programas de desarrollo social y seguridad en la región.

“Estados Unidos reconoce que el flujo de chicos y muchachos ha acrecentado un peso y (es) un peligro enorme en seguridad y en materia económica”, subrayó Biden.

Hernández también recordó que ha creado una comisión especial para que viaje a Estados Unidos a conocer sobre la situación de unos 13.000 niños hondureños detenidos en aquel país y brindarles asistencia.

Esa comisión, que también integra la primera dama de Honduras, Ana García, tenía previsto viajar mañana domingo a Estados Unidos, pero según Hernández, lo hará finalmente la próxima semana, sin precisar el día.

El presidente pidió la colaboración de todos los alcaldes del país para que obtengan información de familiares que puedan contribuir a la identificación de muchos de los niños detenidos en Estados Unidos, de donde podrían ser deportados.

Hernández también anunció la habilitación de dos números telefónicos (1-800-4664-639 y 2216-0017) que funcionarán a partir del próximo miércoles para atender llamadas de familiares que tienen niños detenidos en Estados Unidos.

Según autoridades estadounidenses, la cantidad de menores centroamericanos detenidos en ese país sin ningún acompañante aumentó en un 66 % en el último año fiscal (de octubre de 2013 a septiembre de 2014), en comparación con el mismo periodo anterior.

Los registros de Estados Unidos indican que han sido detenidos unos 9.850 niños salvadoreños, 11.479 guatemaltecos y 13.282 hondureños desde octubre de 2013 hasta el 31 de mayo pasado.

Etiquetas:, ,