Presentan cargos contra líder opositor venezolano

Presentan cargos contra líder opositor venezolano

Por FABIOLA SÁNCHEZ

La fiscalía de Venezuela presentó cargos contra el dirigente opositor Leopoldo López

CARACAS, Venezuela (AP).- La Fiscalía General de Venezuela presentó una acusación formal por cuatro delitos contra el dirigente opositor Leopoldo López, detenido desde el mes pasado en una cárcel militar, que de ser declarado culpable podría ser condenado a unos 13 años de cárcel, anunció este viernes la titular de ese despacho.

A pocas horas de que se inicie en la capital una marcha en apoyo a López, el Ministerio Público presentó la acusación contra el dirigente opositor por los delitos de incendio en grado de determinador, instigación pública, daños a la propiedad pública en grado de determinador y asociación para delinquir, dijo en conferencia de prensa la fiscal general Luisa Ortega Díaz. De ser declarado culpable de esos cuatro delitos López podría enfrentar una condena de 13 años, 9 meses y una semana de prisión, precisó.

López, de 42 años, es investigado por su presunta responsabilidad en los incidentes violentos que se registraron el 12 de febrero en el centro de Caracas tras una multitudinaria marcha opositora que dejaron tres fallecidos, 66 heridos y 69 detenidos.

El dirigente opositor fue detenido el 18 de febrero en la cárcel militar de Ramo Verde, a las afueras de la capital. El 28 de marzo una corte de apelaciones de la capital negó una solicitud que habían hecho los abogados de López para que el dirigente se mantuviera en libertad condicional mientras era procesado.

Uno de los abogados del dirigente opositor, Juan Carlos Gutiérrez, afirmó el viernes a The Associated Press que la defensa impugnará las acusaciones de la Fiscalía General en la primera audiencia del juicio que se espera se realice a comienzos de mayo.

“Tenemos muchísimas herramientas jurídicas para desvirtuar los parámetros de vicios de forma como de fondo”, indicó Gutiérrez al asegurar que ante los alegatos presentados por la Fiscalía no tiene dudas de que López es “un preso de conciencia y una persona privada de su libertad por sencillamente emitir expresiones”. López ha sido acusado por las autoridades de promover los actos violentos del 12 de febrero a través de discursos y declaraciones que ofreció días antes de esa manifestación.

“Se ha producido un sesgo ilegal a las palabras de López. Se han extraído de contexto para hacer ver que alguna de esas expresiones están dirigidas a producir los delitos”, agregó el abogado. Entre los elementos presentados por el Ministerio Público para acusar a López figuran “casi 70 testigos principalmente funcionarios policiales y funcionarios actuantes en el procedimiento entre personas que estuvieron presentes en los actos públicos”, precisó Gutiérrez.

Opositores convocaron para este viernes a una marcha hasta la sede del Palacio de Justicia para exigir la liberación de López. Desde mediados de febrero las autoridades no han permitido el recorrido de ninguna marcha opositora en la capital, alegando que siempre culminan en violencia, y la mayoría de los eventos organizados por los sectores adversos al gobierno son fuertemente reprimidos con gases lacrimógenos y balas de goma por los cuerpos de seguridad.

La víspera se registraron violentos incidentes en la estatal Universidad Central de Venezuela en Caracas. Universitarios se enfrentaron con piedras, bombas molotov y fuegos artificiales a guardias y policías nacionales que bloquearon una marcha opositora hacia el norte de la ciudad. Los cuerpos de seguridad utilizaron gases lacrimógenos, balas de goma y un camión cisterna para contener a los manifestantes.

En medio de la protesta grupos de encapuchados atacaron brutalmente a jóvenes opositores, algunos de los cuales fueron desnudados mientras eran golpeados con palos y pateados en una de las áreas internas de la mayor universidad capitalina. Los incidentes en el centro de estudios dejaron un saldo de unos siete heridos.

El Ministerio Público designó dos fiscales para investigar los hechos en la universidad, dijo Ortega Díaz. Venezuela se ha visto sacudida desde febrero por protestas de universitarios y opositores, esencialmente de clase media, que han salido a manifestar contra la desbordada inflación -que alcanzó en febrero una tasa anualizada de 57.3%-, el desabastecimiento de bienes básicos y un alto índice de delincuencia.

Los violentos incidentes registrados en Caracas y otras ciudades del interior han dejado hasta la fecha al menos 35 fallecidos, 608 heridos y unos 2.285 detenidos de los cuales 192 permanecen arrestados y sujetos a procesos judiciales.




Volver arriba