Portugal atenderá la petición de Scotland Yard en el caso Madeleine

LISBOA (EFE).- La Fiscalía portuguesa confirmó hoy que la policía británica ya le transmitió su intención de enviarle próximamente una petición formal de “asistencia judicial” en el ámbito de la investigación sobre el caso Madeleine.

Según explicó a EFE un portavoz de la entidad, la Fiscalía no ha recibido todavía esta solicitud, aunque anticipó que en el momento en que llegue “será analizada para ser ejecutada como es debido”.

Medios británicos señalaban ayer que esta petición está relacionada con una de las pistas que sigue Scotland Yard para esclarecer lo ocurrido con la niña Madeleine McCann, desaparecida en mayo de 2007 cuando veraneaba con sus padres en la región del Algarve portugués.

Según precisa hoy la prensa lusa, los agentes británicos podrían pedir permiso a las autoridades portuguesas para desplazarse hasta el país y detener a tres individuos que, presuntamente, forman parte de una banda de ladrones que operaba en la zona en el momento del suceso.

La Fiscalía portuguesa decidió reabrir la investigación en octubre de 2013, después de que un equipo de la Policía Judicial (PJ) dedicado desde marzo de 2011 a volver a estudiar el proceso encontrara nuevos indicios.

El proceso había sido cerrado en Portugal en julio de 2008 sin que las autoridades llegasen a averiguar qué ocurrió a Madeleine McCann, que en el momento de su desaparición tenía apenas tres años.

Sus progenitores, Gerry y Kate McCann, han defendido durante estos años la tesis de que su hija sigue viva y fue víctima de un secuestro.

La pareja incluso fue considerada oficialmente como sospechosa por la policía lusa durante la investigación del caso, aunque finalmente no se presentaron cargos debido a la falta de pruebas concluyentes.

El suceso despertó una enorme atención mediática y se ha visto rodeado de una intensa polémica desde el principio. De hecho, el matrimonio McCann mantiene un litigio judicial todavía hoy con el comisario luso que se hizo cargo inicialmente de la investigación, Goncalo Amaral, por la publicación de un libro.

En “Maddie- la verdad de la mentira”, Amaral repasaba los indicios recogidos por las policías portuguesa y británica que apuntaban a la implicación de los padres en la desaparición de la menor, motivo por el que éstos exigen ahora una indemnización millonaria en concepto de daños y perjuicios.




Volver arriba