Policía colombiana recaptura a hacker que espió diálogos de paz

BOGOTÁ (Notimex).- El ciberpirata Andrés Sepúlveda, quien hacía espionaje a los diálogos de paz entre el gobierno colombiano y la insurgencia en La Habana, Cuba, y dejado en libertad la víspera, fue recapturado hoy en esta capital.

La Fiscalía General confirmó la detención de Sepúlveda en su apartamento en un sector de la capital colombiana, para imputarle nuevamente los cargos por parte del ente investigador.

En la tarde del lunes la jueza Teresita Barrera Madero decretó de manera sorpresiva la nulidad de las imputaciones contra Sepúlveda, acusado de espionaje ilegal contra funcionarios colombianos, los negociadores del gobierno y de la guerrilla en La Habana.

Sepúlveda, quien trabajaba para la campaña del candidato presidencial de la derecha, Oscar Iván Zuluaga, fue detenido en Bogotá días antes de la primera vuelta electoral del 25 de mayo pasado.

El fiscal general Eduardo Montealegre pidió que se investigue a la jueza que dejó en libertad al pirata cibernético por el presunto delito de prevaricato.

‘De manera inexplicable la jueza Barrera consideró que la aceptación de responsabilidad realizada por el señor Sepúlveda y los documentos reservados encontrados en su poder no podían ser tenidos en cuenta como fundamento de la imputación’, señaló la Fiscalía.

La Fiscalía General de la Nación ‘cuenta con abundantes elementos materiales probatorios y evidencia legalmente obtenida, que permiten inferir razonablemente que el señor Sepúlveda es posible responsable de los delitos que le fueron imputados’.

Los delitos contra Sepúlveda son espionaje, acceso abusivo a un sistema informático, uso de software malicioso y violación de datos personales, además de ‘otras conductas punibles que han surgido en desarrollo del proceso’.

El entre investigador entregó a la jueza videos de Sepúlveda en los que se evidencia la transmisión de información confidencial de Inteligencia a otras personas.

‘Esas grabaciones fueron verificadas por peritos del Cuerpo Técnico de Investigación (CTI) confirmándose su autenticidad y la identificación morfológica de quienes allí aparecen’, subrayó.

Los videos revelan la compra y venta de información de Inteligencia de las Fuerzas Armadas y de Policía y bases de datos y testimonios que dan cuenta del seguimiento, sabotaje e interceptación de los diálogos de paz que se desarrollan en La Habana, Cuba.

‘Unos 33 equipos de cómputo incautados en los allanamientos y en cuyas memorias se encontraron bases de datos con información reservada perteneciente a la Dirección de Inteligencia de la Policía Nacional (DIPOL), a otras agencias de Inteligencia del Ejército, así como también de la Fiscalía General de la Nación’, anotó.

Además fueron halladas bases de datos reservadas del Comité Operativo de Dejación de las Armas (CODA) en las cuales figura información personal y del núcleo familiar de desmovilizados de la guerrilla.

Los agentes decomisaron un dispositivo electrónico de origen israelí que permite interceptar ilegalmente comunicaciones, destacó un comunicado de la Fiscalía General.

 



Volver arriba