Oran en Venezuela por la paz y reconciliación de sus ciudadanos

CARACAS, Venezuela (Notimex).- La Iglesia Católica venezolana elevó esta Semana Santa todas sus oraciones por la reconquista de la paz en el país por el cese de la violencia que cada día cobra vidas inocentes, señaló hoy el sacerdote jesuita Juan José Morolli.

‘Hoy sábado de Gloria daremos gracia a Dios por habernos permitido durante esta magna celebración renovar la fe en nuestra querida Venezuela y en nuestro común destino, afirmó a Notimex el párroco de la parroquia La Dolorita, del populoso barrio Petare, al este de Caracas.

Morolli destacó que durante la Semana Mayor se celebraron misas en todas las iglesias caraqueñas y del país, en las que se oró por la paz social y el reencuentro de los venezolanos, distanciados hoy por razones fútiles de tipo político, que no se no justifican.

“En su resurrección, Jesús se manifiesta como el Dios que camina con su pueblo, celebra con sus seguidores y mantiene viva en todas las culturas la esperanza de alcanzar la promesa para la que fuimos creados. He allí el mensaje”, señaló el religioso.

Lamentó que en Venezuela nos ha tocado vivir una cuaresma sangrienta. La confrontación política ha dejado 41 muertos, muchos heridos, presos políticos, violaciones a derechos humanos, daños a bienes públicos y privados y que eso no puede ni debe continuar.

“A la ya terrible violencia delictiva que enluta a miles de hogares, ahora se ha sumado la violencia política, con una sobredosis de odio nunca vista, algo que jamás habíamos presenciado en Venezuela, ya que los hijos de Bolívar (Simón) nunca tuvieron ese comportamiento”.

El sacerdote indicó que celebrar Semana Santa en 2014 debería servirnos a todos los cristianos para actualizar la memoria en el mensaje de Jesús, encontrando en él las fuerzas espirituales suficientes para abrirle paso a la vida en medio de la muerte.

“Vencer la crispación y el odio y concentrarnos en la búsqueda de soluciones a nuestros grandes problemas sociales, debe ser el norte de nuestras vidas. En ese sentido pueblo y gobierno deben tender puentes para superar los obstáculos y para no caer en el abismo”, sentenció.

Finalmente se mostró complacido ante el hecho de que representantes del gobierno y la oposición se sentaron en una mesa para iniciar un proceso de diálogo para buscar solución de la crisis que soporta el país, con protestas diarias desde el 4 de febrero de este año.

“Espero que ambos actúen de buena fe y con sinceridad, pues así lo exige la actual coyuntura que vive el país”.




Volver arriba