Niño de nueve años alcanza la cima del Aconcagua

Tyler Armstrong, de California, escaló la montaña andina de Aconcagua junto a su padre.- (Foto de Internet)

BUENOS AIRES, Argentina (EFE).- Un niño estadounidense de nueve años se convirtió el pasado día de Navidad en el escalador más joven en alcanzar la cima del Aconcagua, el pico más alto del continente americano con 6.962 metros, situado en la provincia argentina de Mendoza (oeste), según informaron hoy medios locales.

Tyler Armstrong, natural de California, escaló la montaña andina junto a su padre, de 30 años, acompañado de guías de montaña mendocinos y alcanzó la cumbre el pasado día 25 alrededor de las 15.30 hora local (18.30 GMT).

Todo el equipo se encuentra en buenas condiciones de salud y ya ha iniciado ya el descenso, según informó el diario Clarín.

Los Armstrong utilizaron la ruta central del Glaciar de los Polacos, un recorrido no tan explorado como la más “accesible” Pared Norte pero menos complicado que la temida Pared Sur, que atrae cada año a los escaladores experimentados en hielo y roca.

El recorrido, que le ha valido el récord mundial de escalador más joven en alcanzar la cima del Aconcagua, ha podido seguirse a través de su Facebook y de la página web topwithtyler.com.

Para lograr la hazaña, el padre del niño tuvo que tramitar un permiso especial de la justicia provincial ya que, según la normativa vigente, solo se permite la ascensión a los mayores de edad.

Armstrong padre pudo atestiguar que el niño es, pese a su corta edad, un escalador experimentado que ya ha coronado montes como el Kilimanjaro, de 5.895 metros y localizado en Tanzania, y el Whitney, que con 4.421 metros es una de las cumbres más alta de los Estados Unidos.

Se trata de la segunda autorización judicial de escalada que se concede a un menor, ya que en 2008 otro joven californiano de 11 años subió a la cima con sus padres, según explicó Daniel Gómez, gestor ministerial de la actividad recreativa y deportiva en el Aconcagua, a la agencia oficial Télam.

El Aconcagua, denominado el “techo de América”, está situado en la cordillera de los Andes, a 12 kilómetros de la frontera con Chile y 1.100 kilómetros al oeste de Buenos Aires.




Volver arriba