Nicolás Maduro acusa a Joe Biden de agredir a Venezuela

El presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, ofreció un mensaje hoy, domingo 9 de marzo de 2014, en el Palacio de Miraflores en Caracas, Venezuela.- (EFE/SANTI DONAIRE)

El presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, ofreció un mensaje hoy, domingo 9 de marzo de 2014, en el Palacio de Miraflores en Caracas, Venezuela.- (EFE/SANTI DONAIRE)

CARACAS, Venezuela (AP) _ El presidente Nicolás Maduro dijo el domingo que el  vicepresidente estadounidense Joe Biden,  es un “abusador” por afirmar que Venezuela enfrenta una situación político-social “alarmante”.

      “No lo aceptamos. Repudiamos su agresión”, dijo Maduro en cadena de radio y televisión  al rechazar las declaraciones que hizo Biden a un diario chileno  El Mercurio sobre la situación de Venezuela, e indicó que sus comentarios representan una “amenaza” al país.

      Biden dijo en la entrevista difundida el domingo que “el gobierno venezolano no tiene una responsabilidad básica de respetar los derechos universales, inclusive la libertad de expresión y de asamblea; de prevenir la violencia y de comprometerse a un diálogo genuino en un país que está profundamente dividido”.

      Expresó que la represión “no es lo que se espera de democracias comprometidas con la Declaración Universal de los Derechos Humanos y con la Carta Interamericana y ciertamente, no está a la altura de los estándares democráticos que definen a la mayoría de nuestro hemisferio”.

      Biden aseguró que el gobierno venezolano pretende distraer a su pueblo de los temas importantes “al inventar conspiraciones totalmente falsas y extravagantes sobre Estados Unidos”.

      En el marco de su séptima visita a la región como vicepresidente, para participar en la investidura de la nueva presidenta chilena Michelle Bachelet, Biden aseguró que Washington no está interesado “en volver a pelear las batallas ideológicas del pasado en este hemisferio”.

      “Reconocemos que quedan algunos resabios de la Guerra Fría, de modo que las suspicacias vienen con el territorio, pero en mis viajes he descubierto que la mayoría de la gente en las Américas está ya cansada de volver a pelear viejas batallas ideológicas que no les traen beneficio alguno a sus vidas cotidianas”, afirmó.

      Según Maduro, los comentarios de Biden responden a que “fueron derrotados en la OEA, y quiere vengarse”.

“Ellos saben que se les apagó el golpe de Estado… y quiere darle ánimo a los golpistas”, agregó.

       El Consejo Permanente de la OEA aprobó el pasado viernes una declaración en la que llamó a las partes en Venezuela a respetar los derechos humanos y las libertades fundamentales, incluidas las de “expresión y reunión pacífica, circulación, salud y educación”.

       El gobierno venezolano rechazó el domingo en un comunicado los comentarios que realizó Biden, pero reiteró su disposición a “retomar y renovar” las relaciones con Estados Unidos que se han visto afectadas en el último año por las expulsiones de ocho funcionarios diplomáticos por cada país.

      Caracas acusó a Washington de financiar a sectores violentos venezolanos a través de oficinas del gobierno, y de unirse  “a una conspiración mediática internacional que pretende generar una falsa imagen de guerra y represión generalizada en todo el territorio venezolano, cuando en realidad se trata de focos puntuales creados por los artífices de la violencia en contra del pueblo”.

      A pesar de los graves señalamientos, el gobierno manifestó su disposición de “un diálogo directo y transparente, con base al  respeto mutuo, la no injerencia en los asuntos internos y la cooperación necesaria”, para lo cual propuso el mes pasado la designación de Maximilien Sánchez Arveláiz como nuevo embajador de Venezuela en Washington.  Sánchez Arveláiz  viene de desempeñarse como comisionado presidencial para Asuntos Internacionales, y antes se desempeñó como embajador en Brasil.

      Ambos gobiernos están sin embajador desde el 2010.

       Maduro expulsó en febrero a tres funcionarios consulares estadounidenses tras ser señalados por las autoridades locales de supuestas actividades conspirativas en las universidades. En 2013 expulsó a la encargada de negocios, otros dos diplomáticos y a dos agregados militares estadounidenses, y Washington respondió de manera recíproca a las acciones de Caracas y expulsó a ocho funcionarios diplomáticos venezolanos.

Etiquetas:, , ,